La hora de las mujeres 

Hasta que la dignidad se haga costumbre

IMG_0651-2.jpg

Foto: Carolina Azul

LA HORA DE LAS MUJERES

 

En esta ventana honramos la palabra de las mujeres en lucha. Mujeres que desde sus comunidades, territorios, distintos espacios y situaciones, se han ido haciendo no sólo presentes sino imprescindibles. 

 

Sus imágenes y sus palabras están haciendo nacer un  mundo otro, donde el ¡Ni una más! se expande hacia el ¡Acordamos vivir! y ¡Hasta que la dignidad se haga costumbre!  

 

Las mujeres que luchan han ido posicionando un lugar de enunciación que amplía la mirada de la crítica y del horizonte transformativo.  

 

Creadoras de mundos a través de su saber-hacer, nos confrontan con los entramados del colonialismo, el racismo, el capitalismo y las relaciones heteropatriarcales que forman las cuadraturas de la cultura dominante.

 

Su habitar y conocer la tierra nos hace preguntarnos por el sentido del denominado desarrollo, la educación y las necesidades hegemónicas.

 

La hora de las mujeres es también la hora de nuestros encuentros y re-conocimientos. 

Es la hora de las mujeres zapatistas que nos entregaron una velita por la vida que valoramos y cuidamos

 

De las mujeres del Congreso Nacional Indígena, y de las “Flores en el desierto”[1] que forman el Concejo Indígena de Gobierno

 

Y de todas las luchas que como mujeres que somos -indígenas, afromexicanas y mestizas - estamos dando, implicadas y afectadas por la violencia que sigue desapareciendo y matando mujeres, defensorxs de los pueblos y sus territorios, unoas, jóvenes y niñxs.

 

Que insiste en un desarrollo que arrasa a las comunidades y a sus formas de vida, y que nos deja sin raíces y sin historia. A ese desarrollo del capitalismo, a su violencia que potencia las estructuras patriarcales y heteronormativas, decimos ¡Ya basta! 

 

Florece en nuestros corazones el deseo de re/conocernos en nuestras luchas diversas, transfronterizas, internacionalistas.

 

Por ello adherir a la declaración por la vida es para nosotras iniciar un viaje interior y exterior, hacia el hilado fino de la trama que haga nacer otros mundos posibles, alrededor de todo el mundo.  Esta es la hora de las mujeres.

 

[1] Llamado al libro Flores en el desierto. Mujeres del Concejo Indígena de Gobierno. Gloria Muñoz Ramírez

Consultar:  https://floreseneldesierto.desinformemonos.org/ 

Mujeres Resistiendo Guerras Capitalistas
contra todas las guerras.jpg
Ilustración: Claudia Fauisti

En La Hora de las Mujeres nos parece importante pensar las guerras que enfrentamos, guerras múltiples, de alta y baja intensidad, guerras cotidianas y guerras belicistas. Queremos compartir una serie de testimonios de mujeres que resisten al militarismo, al despojo, a las políticas de muerte, al armamentismo de las guerras capitalistas, muchas de estas no reconocidas.

La invasión rusa a Ucrania iniciada el 24 de febrero pasado,  ha polarizado el debate público que parece presentar solo dos opciones  o se apoya al imperialismo ruso o al expansionismo de la OTAN y el dominio de Estados Unidos. Las Red de Feminismos Transfronterizos (https://www.transnational-strike.info/2022/02/26/no-a-la-guerra-para-una-politica-transnacional-de-paz/) y el EZLN desde el inicio de esta guerra nos recordaron que se trata de una guerra capitalista más, en la que quienes ponen los y las muertas son los pueblos y quienes se quedan con las ganancias son las élites del poder y las industrias de guerra. Al respecto los zapatistas nos dicen: “Quienes ganan en esta guerra son los grandes consorcios armamentistas y los grandes capitales que ven la oportunidad para conquistar, destruir/reconstruir territorios, es decir, crear nuevos mercados de mercancías y de consumidores, de personas” ((NO HABRÁ PAISAJE DESPUÉS DE LA BATALLA « Enlace Zapatista (ezln.org.mx))

Esta guerra ha puesto en evidencia el racismo que acompaña a los grandes medios de comunicación, las narrativas que define qué vidas valen y cuáles no, que refugiados son bienvenidos y cuales criminalizados, que muertes nos conmueven y cuales pasan desapercibidas. Es por esto que el EZLN nos recuerda que "no es sólo en Ucrania. También en Palestina, el Kurdistán, Siria, el pueblo Mapuche, los pueblos originarios en todo el planeta, y tantos y tantos procesos libertarios que son agredidos, perseguidos, asesinados, silenciados, distorsionados".

En el caso de México, una de las formas de la guerra capitalista toma la forma de la llamada “guerra contra el narcotráfico” que ha sido la excusa para militarizar la seguridad pública, criminalizar movimientos sociales y crear un contexto de violencia e impunidad que ha dejado un saldo de 100 mil personas desaparecidas, de 350 mil personas asesinadas,  3000 fosas clandestinas, 55 mil cuerpos no reconocidos en fosas comunes bajo custodia del Estado y unos 70 mil migrantes en tránsito desaparecidos, esto tomando en cuenta solo los datos oficiales, que suelen ser un sub-registro.

Estas guerras han sido también guerras contra las mujeres, cuyos cuerpos han sido usados para marcar territorios como parte de la “pedagogía del terror”, o quienes han apostado por cuidar y reproducir la vida en territorios tomados, despojados, bombardeados. Queremos recuperar las voces y testimonios de muchas de estas mujeres anónimas que nos hablan no solo del impacto de la necropolítica capitalista, sino también de las resistencias que se han desarrollado para confrontar las políticas de muerte.

"Somos ríos que fluyen", Pronunciamiento. Publicado por Mujeres y la Sexta.

Tsumani 2.jpg

Artículo: "Un bosque de mujeres"

Autora: Sylvia Marcos. 

Primera edición: 2020.

Editorial: Sexto Piso

Universidad Autónoma Metropolitana - Cuajimalpa

Reflexiones - Mariana Mora.jpg

Artículo: "Reflexiones para tejer la vida-existencia"

Autora: Mariana Mora. 

Descolonización, Dossier, 2021.

Revista de la Universidad de México

Resonancias.jpg

Libro: "Resonancias"

Compiladoras: Gisela Espinosa e Hilda Salazar. 

Primera edición: 2018.