top of page

Desplazarse para salvar la vida - Crisis humanitaria en Chiapas

Publicado en Centro de Derechos Humanos FrayBa

11 de diciembre de 2022

Por Centro de Derechos Humanos FrayBa

El desplazamiento forzado es uno de los fenómenos históricos y de impunidad que se sigue manteniendo en diferentes lugares de México. La violencia generalizada que se ha desatado en el país en la última década ha obligado a que miles de personas tengan que abandonar sus hogares, ya sea porque han sido víctimas de un delito o porque han sufrido hostigamiento y amenazas por actores armados vinculados al crimen organizado. De enero a diciembre de 2019 se logró el registró 28 episodios de desplazamiento interno masivo en México, donde los estados más afectados fueron Chiapas y Guerrero.


El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, ha documentado el desplazamiento forzado por más de tres décadas en el estado de Chiapas. El patrón originario recurrente eran motivos religiosos y el conflicto armado interno. Actualmente se tienen registrados actos de desplazamientos vinculados al crimen organizado, que actúa con la aquiescencia del Estado y coludidos con células criminales que operan en la región, utilizando conflictos comunitarios para provocar el terror, y controlar a la población.

En Chiapas si bien existe una permanencia temporal respecto al fenómeno del desplazamiento desde la década de los setenta, se agudizó en los noventa a partir del levantamiento indígena, teniendo como principales actores que obligaron a las personas a salir de sus casas a los militares, y grupos armados de corte paramilitar, los cuales formaron parte de la estrategia de contrainsurgencia que el Estado mexicano gestó en la región Altos y Norte de Chiapas en los 90, con el objetivo de aniquilar la resistencia autónoma de las comunidades indígenas zapatistas y sus simpatizantes, tal y como lo señala el Plan de Campaña Chiapas 94.


Violencia del crimen organizado causa crisis de desplazamiento forzado en Los Altos de Chiapas

Al analizar el tema del desplazamiento forzado, se pueden apreciar las condiciones precarias (en términos de salud, vivienda, trabajo, educación, seguridad) en que se encuentran las personas desplazadas y los efectos físicos, psicológicos y comunitarios que sufren por este evento traumático.

Retorno sin Justicia

Riesgo inminente a la vida e integridad física y psicológica de La Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal y de la población tsotsil de la región


Desde el año 2010 al 2021, se han registrado aproximadamente 14,476 mil personas desplazadas en el estado de Chiapas; en la región de Los Altos de Chiapas se ha agudizado el fenómeno a causa de la actuación de grupos armados ilegales, específicamente en los municipios de Chalchihuitán, Chenalhó y Aldama; algunos de estos vinculados al crimen organizado como en el caso de los municipios de San Andrés Duraznal y Pantelhó, todos del pueblo maya-tsotsil.


Por las características que actualmente se están dando los desplazamientos, lo consideramos una forma de tortura ya que la población está en constante asedio, les infunden miedo, terror, sufrimiento físico y mental, con el objeto de controlar el territorio y apropiarse de él. La población en su conjunto vive una violencia cotidiana. Se encuentra envuelta en un contexto que se vuelve torturante. Es importante mencionar que las víctimas de los pueblos originarios sufren injusticias transversales: por su cultura, idioma y sexo. Además de la escasez de alimentos. El desplazamiento forzado, debido a las causas que lo generan, sus consecuencias y condiciones en que se encuentran las personas desplazadas, así como sus efectos físicos, psicológicos, comunitarios y los daños irreversibles por este acontecimiento traumático en el ámbito personal y comunitario son equiparables a tortura y otros tratos o penas crueles inhumanos o degradantes.

Las comunidades desplazadas se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad respecto a la salud, alimentación, vivienda adecuada, que ponen en riesgo la vida e integridad personal; lo cual les afecta en lo físico, psicológico, comunitario y cultural. Existe un rompimiento del tejido social al vivir una violencia prolongada, la migración de personas desplazadas a otras ciudades y la ausencia de la reproducción de la cosmovisión indígena provoca una paulatina pérdida de la cultura, además de que recrudece la pobreza en la región al no poder trabajar sus tierras como fuente de vida.

3,352 views
bottom of page