top of page

Renovar el espíritu de resistencia de Kobanê

17 de noviembre de 2023

Por ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Los co-presidentes del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK) emitieron una declaración con motivo del Día Mundial de Kobanê, que se conmemoró el 1 de noviembre. En el comunicado expresaron que las condiciones actuales exigen un relanzamiento del espíritu colectivo de resistencia y solidaridad. “La resistencia y la victoria de Kobanê han demostrado a todos que no hay poder que esté por encima de la solidaridad y la lucha común de los pueblos”, se indicó en la declaración.


A continuación publicamos el comunicado completo:


Durante la liberación de Kobanê, el 1 de noviembre fue declarado Día Mundial de Kobanê y luego el 2 de noviembre fue declarado Día Mundial de Rojava y celebrado por los pueblos del mundo. Sin duda, la Revolución en Rojava es el resultado de la lucha y el trabajo conjuntos de los pueblos de Oriente Medio y del mundo. La resistencia y la victoria de Kobanê también fue el resultado de la resistencia y la lucha común de los pueblos. Por lo tanto, la revolución de Kobanê y Rojava es recibida con gran simpatía por los pueblos de Oriente Medio y del mundo. En esta ocasión, una vez más celebramos de todo corazón esta significativa revolución y resistencia de nuestro tiempo y expresamos nuestra firme solidaridad con la revolución en Rojava. Saludamos al pueblo patriótico y revolucionario de Rojava y Kurdistán. En este día tan significativo, expresamos nuestra gratitud a todos aquellos que se solidarizan con la Revolución de Rojava, resisten, trabajan y pagan el precio.


Recordamos con gran respeto y gratitud a todos los mártires de la revolución y la democracia en la persona de los muertos en la resistencia de Kobanê y reafirmamos nuestro compromiso con ellos y nuestra promesa de éxito. La victoria de la Revolución de Rojava y la resistencia de Kobanê se logró gracias a la lucha y el sacrificio de miles de personas como Arîn, Avesta y Gelhat y de camaradas internacionalistas como Ulaş y Lêgerîn. Siempre serán recordados y recordadas, y mantenidos vivos como símbolos de esta revolución y resistencia.


Cuando Kobanê fue atacada por el ISIS, pueblos y revolucionarios de Oriente Medio y de muchas partes del mundo, especialmente del Kurdistán, se movilizaron por la liberación de la ciudad y se unieron a la resistencia. Así, la resistencia creció, el ISIS fue derrotado y Kobanê fue liberada. La defensa de Kobanê contra los ataques del ISIS significó también la protección y la supervivencia de la Revolución de Rojava. Porque la Revolución de Rojava iba a ser estrangulada y derribada por la caída de Kobanê. Pero esto fue impedido por la resistencia común de los pueblos. A pesar del apoyo de todas las fuerzas reaccionarias, especialmente del gobierno fascista del AKP/MHP, la defensa de Kobanê y la supervivencia de la revolución de Rojava salvándola de la ocupación ha demostrado claramente de lo que es capaz la resistencia común de los pueblos. La resistencia y la victoria de Kobanê han demostrado a todos y a todas que no hay poder que esté por encima de la solidaridad y la lucha común de los pueblos, que ninguna tecnología ni ningún poder material es superior a la voluntad de los pueblos y a la pasión por una vida libre que revela esta voluntad. No hay duda de que esta voluntad y esta pasión liberarán al mundo entero de la dominación de la modernidad capitalista y salvarán la vida con la mentalidad de la modernidad democrática.


El verdadero poder detrás del ISIS era el gobierno del AKP/MHP. Fue el gobierno del AKP/MHP el que llevó al ISIS a atacar a los kurdos y a las kurdas, Rojava, la comunidad yazidí y Kobanê. El ISIS tenía la misma mentalidad que este gobierno y actuaba de acuerdo con sus políticas. Incluso hoy en día, es el gobierno del AKP/MHP el que dirige al ISIS y trata de revivirlo. Como es sabido, tras la liberación de Kobanê, cuando quedó claro que la revolución en Rojava no podía ser eliminada por el ISIS, el gobierno del AKP/MHP intervino directamente y lanzó ataques de invasión y anexión contra Rojava. Afrîn, Serêkaniyê y Girê Spî fueron ocupadas y anexionadas, y los ataques contra Rojava en su conjunto siguieron aumentando. Estos ataques continúan hasta hoy.


Con la nueva oleada de ataques del 5 de octubre de 2023, ha quedado claro que el verdadero objetivo del gobierno del AKP/MHP es el genocidio. En estos ataques, decenas de instalaciones de producción y vivienda, escuelas y hospitales, lugares de culto y presas, han sido atacados y golpeados, decenas de personas han sido asesinadas y heridas. Esto es claramente un genocidio. Recep Tayyip Erdoğan y Hakan Fidan lo declararon abiertamente y lo hicieron ante los ojos del mundo. Sin embargo, los Estados y las instituciones internacionales no reaccionaron ante estos ataques genocidas abiertos. Esto ha dejado claro que los Estados y las instituciones internacionales tienen relaciones económicas y políticas con el gobierno asesino del AKP/MHP y no se oponen a los ataques contra Rojava debido a sus relaciones de interés. La situación es similar con los ataques a Gaza y la cuestión palestina. Los Estados y las organizaciones internacionales no siguen un enfoque sincero y justo, sino que enfocan la guerra en Gaza según sus intereses. Especialmente el gobierno del AKP/MHP y Recep Tayyip Erdoğan están siguiendo este enfoque. Él declara que está en contra de los ataques a Gaza, pero no duda en hacer lo mismo que está sucediendo en Gaza con Rojava y los kurdos. Se trata de una gran desfachatez e hipocresía que está teniendo lugar delante de todo el mundo. Pero mientras esto sucede, estos acontecimientos han desenmascarado al AKP/MHP y a Recep Tayyip Erdoğan y han hecho que la verdad sea más comprensible para todos y para todas.


Como se puede ver, el peligro para Rojava no ha desaparecido. La Revolución de Rojava está amenazada y atacada por las fuerzas de la modernidad capitalista. Al eliminar la Revolución de Rojava, se quiere suprimir y destruir el deseo y la lucha del pueblo por una vida libre. El Estado turco y el gobierno del AKP/MHP, debido a su mentalidad antikurda, quieren eliminar la Revolución de Rojava y llevar a cabo un genocidio contra los kurdos. Pero los poderes de la modernidad capitalista también están detrás de estos ataques y estas políticas. Porque la Revolución de Rojava es un espacio de vida libre que ha sido creado a través de la lucha común de los pueblos. Los Estados no quieren que exista un espacio así.


Por lo tanto, no se oponen a los ataques del Estado turco contra Rojava, sino que, por el contrario, los apoyan. El Estado turco está atacando Rojava y cometiendo genocidio con el apoyo de Estados Unidos, la OTAN, Europa y otros Estados y con las armas que recibe de ellos. Por lo tanto, estas potencias son socias en el genocidio que está teniendo lugar en Rojava y no pueden eludir esta responsabilidad.


Los acontecimientos han demostrado el siguiente hecho: la Revolución en Rojava sólo puede ser protegida a través de la lucha común y la resistencia de los pueblos. Como se puede ver, los poderes dominantes están en conflicto y en guerra entre sí. Hay una Tercera Guerra Mundial entre las potencias de la modernidad capitalista. Es una guerra causada por el conflicto por la dominación y el poder. El Estado turco y el gobierno del AKP/MHP quieren utilizar este desarrollo como una oportunidad para destruir la Revolución de Rojava y llevar a cabo un genocidio contra los kurdos. Esta es su única política y el objetivo que quieren alcanzar con sus ataques. La única manera de impedirlo es que los pueblos y todas las fuerzas democráticas adopten una postura más fuerte y resistan con solidaridad y lucha común. Esto hay que hacerlo y conseguirlo. Las condiciones exigen que actualicemos y desarrollemos aún más el espíritu de unidad, solidaridad y resistencia que se ha desarrollado en la resistencia de Kobanê. El 1 de noviembre, Día Mundial de Kobanê, y el 2 de noviembre, Día Mundial de Rojava, deben celebrarse con esta conciencia y responsabilidad históricas. Los pueblos de Oriente Medio y del mundo, especialmente los pueblos de Rojava y Kurdistán, las mujeres, la juventud, los socialistas, las fuerzas democráticas y todos los que se oponen a la explotación, deben apoyar firmemente la Revolución de Rojava con el espíritu de resistencia y solidaridad de Kobanê.


FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina






Comments


bottom of page