100 años, cien voces más

Publicado en Camino al Andar

29 de mayo de 2022

Por Jorge Alonso Sánchez


Con motivo del centenario de Pablo González Casanova, el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM organizó un blog en el que al principio incorporó cien voces, que después se fueron ampliando. Académicas y académicos sobre todo de la UNAM, pero también de otras instituciones, fueron ofreciendo sus reflexiones en donde combinaban sus experiencias vitales en torno a don Pablo con sus personales puntos de vista sobre su ser y quehacer. Lo que sigue es una especie de síntesis de lo que me pareció más relevante dejando de lado la amplísima y rica constatación de interacciones variadas y profundas.


Estas voces diversas dan cuenta de que don Pablo es alguien muy humano, con gran sensibilidad; afable, cordial, respetuoso; hombre probo, honesto, con mucha capacidad de asombro que, cuando algo le entusiasma, le brillan los ojos, se abre a la sorpresa y pregunta; amigo afectuoso; mexicano íntegro, eminente universitario, excelente rector de la UNAM, fundador de instituciones que, resguardándose del ruido mediático, ha dejado honda huella. Se le ve como un personaje complejo y poliédrico. Es presentado como un intelectual con inteligencia abierta, ilustrado, visionario, caminando adelante de sus tiempos, iluminando el camino hacia nuevas formas de pensar y ejercer el conocimiento. Hombre de proyección mundial, un humanista universal, con trayectoria ejemplar, innovadora e inspiradora. Abundan los testimonios que dan cuenta de un auténtico maestro innato, generoso con su saber, impulsor de un aprendizaje dialógico y colaborativo. Aliado del reconocimiento de las diferencias, ha enseñado a mirar adonde apenas unos cuantos están dispuestos a ver. Con espíritu innovador de gran calado ha enseñado a ver la realidad con nuevos ojos. Comprometido con sus ideas y firme en sus convicciones muestra energía para sostener sus puntos de vista y también de escuchar los de los otros. Se le alaba su congruencia intelectual, el que sea muy riguroso en su quehacer científico, y que cuide esmeradamente sus escritos los cuales pule con mucho esmero y los reescribe varias veces. Se le reconoce un gran carisma y liderazgo moral. Su obra es calificada como amplia, fructífera y provocadora, que forma parte del acervo cultural de los grandes pensadores más recientes, y que se puede decir que es patrimonio de la humanidad.


También se le describe como un investigador inalcanzable, original, sagaz y con enorme honestidad intelectual. Se le alaba que asuma la investigación como un proceso colectivo en busca de respuestas a problemas de la vida, que explore nuevas y retadoras reflexiones sobre la realidad, que sea un relevante promotor de la interdisciplina y del pensamiento complejo. También se le reconoce ser impulsor de análisis y debates, dinámico organizador de encuentros, diálogos y controversias, generador incansable de obras colectivas, poseedor de una extraordinaria destreza creativa para planear y materializar varios proyectos. Se señala su gran poder de convocatoria y de diálogo con científicos reconocidos mundialmente. Hay gran admiración hacia su conocimiento interdisciplinario y de frontera; por el hecho de que su mirada rebase lo convencional y rutinario, porque ha profundizado en el revelador concepto de colonialismo interno, y porque es uno de los exponentes más importantes del pensamiento democrático en el mundo. Es considerado como un excelente formador de jóvenes con capacidad espistemológica crítica. Se ha empeñado en sostener profundos nexos y diálogos entre las ciencias llamadas duras, las ciencias sociales y las humanidades. Ha sido figura pionera al alentar una integridad interdisciplinaria, indispensable al diagnóstico y prognosis de la condición humana. Ha construido potentes categorías sociales desde el sur global.


Es un científico revolucionario por convicción. Vincula el pensamiento crítico, la práctica científica y la conciencia social dirigida a la solución de problemas. Se ha resaltado su compromiso con todas las luchas de los pueblos por su liberación. Ha desplegado dinámica solidaridad con personas y colectivos más vulnerables. Ha buscado tenazmente la mejoría de las clases sociales desfavorecidas. Ha sido un congruente militante en las luchas de los pueblos originarios y de los sectores marginados. Su inquebrantable compromiso político y paciencia nos permite colocarnos en un horizonte más trascendente que el relato de la coyuntura. Situado en el punto de vista de los desposeídos, teórica y testimonialmente se ha convertido en un referente teorico y político invaluable para los movimientos que luchan por un mundo justo e igualitario. Se ha apuntado que se trata de un eminente intelectual orgánico de los movimientos emancipatorios, que con congruencia ética y política frente al poder, lucha contra la desigualdad, por estar y acompañar causas sociales, por centrar su pensamiento y actuar en favor de una auténtica democracia. Ha contribuido al proceso de construcción de un régimen democrático que trascienda lo electoral y se funde en la implementación de mecanismos de participación directa. Sus análisis van contra todo tipo de explotación, colonialismo y machismo. No ha dejado de reflexionar en las injusticias de México ni de oponerse a ellas. Ha sido constante defensor de la revolución cubana, del sindicalismo brasileño y del levantamiento zapatista. Su cercanía al zapatismo le valió el nombramiento de Comandante Pablo Contreras.


Siendo un fino artesano de las conciencias rebeldes, con incansable actividad intelectual de un académico magno y clarividente, en continua búsqueda de los nuevo, yendo a contracorriente, en un perseverante ejercicio de un optimismo de la voluntad rompe todas las barreras y supera todos los desafíos. Fincado en un pensamiento crítico, multidisciplinario, reflexivo y ético, piensa la realidad del mundo desde el sur con enfoque de alternativas. Se le reconoce por ser un modelo de intelectual rebelde, que presiente los acontecimientos en su contexto y actúa en consecuencia crítica al poder sin concesiones. Se ha destacado en la lucha anticapitalista encuadrada en la lucha por la vida. Se ha dicho que es un ejemplo muy difícil de imitar por su gran capacidad de trabajo y por la congruencia con su pensamiento, que siempre está en evolución. A sus cien años muestra disposición a seguir aprendiendo. Se trata de una vida llena de reflexiones críticas y desarrollos teóricos novedosos. Cada año florece y su compartencia se torna más dulce. Es un longevo ejemplo de coherencia en la vida, humildad y entrega, activo y digno. Su pensamiento y aportaciones mantienen vigencia y ofrecen pistas para ir a lo real increado. (V.V.A.A., 2022).


PARA CONSULTAR EL DOCUMENTO COMPLETO, CONSULTAR:

V.V.A.A. 2022, 100 años, cien voces más, IISUNAM, recuperado de

https://www.iis.unam.mx/blog/pablo-gonzalez-casanova-100-anos/100-anos-100-voces-mas/


Jorge Alonso

2,743 views