top of page

Tzajalch’en, Chenalhó, Chiapas: «Estamos aquí, porque no olvidamos», Abejas de Acteal

Publicado en Pozol Colectivo

18 de diciembre de 2022

Por Las Abejas de Acteal

«No olvidamos la gran injusticia cometida en contra de 5 hermanos nuestros de la comunidad Tzajalch’en en el año de 1992»


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

10 de diciembre de 2022.

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas

A las y los Defensores de los Derechos Humanos

A los Medios libres y Alternativos

A los Medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Hoy 10 de diciembre de 2022, nos encontramos aquí en Acteal Tierra Sagrada; para agradecerle al Corazón del Cielo, al Corazón de la Madre Tierra y al Dios Padre-Madre, por darnos vida, por darnos un corazón grande y fuerzas para trabajar en la construcción de la paz, de la justicia y de luchar por la libertad.

Estamos aquí, porque no olvidamos la gran injusticia cometida en contra de 5 hermanos nuestros de la comunidad Tzajalch’en, en el municipio de Chenalhó, Chiapas; quienes fueron encarcelados y acusados de homicidio por el juez municipal y un grupo de caciques del partido PRI, con la permisión del ministerio público de la Zona Altos y del gobernador José Patrocinio González Garrido. En realidad, el delito de nuestros hermanos fue no involucrarse en el arreglo machista y a través de la violencia un conflicto de herencia de tierras en la comunidad Tzanembolom en el año de 1992.

En esa comunidad vivía un señor de nombre Marcos Hernández Tabasco, tenía como 110 años de edad cuando murió. Él tenía en su posesión, aproximadamente, unas 80 hectáreas de tierras. Don Marcos Hernández tenía un hijo y dos hijas: Agustín, Catarina y María Hernández López. Después de que falleció el señor, las hijas de él, convencidas del ich’el ta muk’, un principio de respeto y equidad en nuestra cultura tsotsil, pidieron a su hermano Agustín el reparto de dicho predio en partes iguales. Sin embargo, Agustín se negó a escuchar desconociendo este principio y con ello a negar el derecho de sus hermanas. La negativa y rechazo de Agustín ocasionó un conflicto familiar. Ante el agravamiento de dicha situación, Agustín buscó alianzas en el Partido Cardenista y por el lado de Catarina y María buscaron apoyo con el grupo Solidaridad Campesina Magisterial (dependiente del PRI en Chenalhó).

El grupo de Agustín Hernández López, un día 9 de diciembre de 1992 atacó en una emboscada a los señores Vicente, Nicolás y Lorenzo familiares de Catarina y María Hernández López. Ante estos hechos, el 10 de diciembre de 1992, el juez y ayuntamiento municipales de Chenalhó, en vez de investigar y detener a los responsables de dicho ataque, prefirieron detener a 5 personas inocentes: Mariano Pérez Vázquez en ese entonces era Jefe de Zona de catequistas de la Parroquia de Chenalhó, Sebastián Pérez Vázquez de religión presbiteriana tenía cargo comunitario de cuidar una radio de comunicación, Felipe Hernández Pérez, Antonio Pérez Gutiérrez y Manuel Pérez Gutiérrez, todos ellos estaban convencidos a favor de un proceso de resolución justa y sin violencia de los conflictos familiares por la herencia. Esta indignante y vergonzosa actuación de los gobiernos fue lo que causó la creación de nuestra organización Las Abejas para exigir de forma pacífica la liberación de los cinco hermanos.

A nuestro 5 hermanos se les detuvo sin ninguna orden de aprehensión, ni fueron detenidos en flagrancia. Estas prácticas arbitrarias de los policías y jueces corruptos no han cambiado después de 30 años.

Las detenciones arbitrarias, la fabricación de delitos, las torturas para inculpar a una persona inocente de un delito que nunca cometió, la falta de traductores o si los hay están confabulados por los jueces corruptos, todo esto y demás vilezas son los que caracterizan al sistema de justicia mexicano; tanto en los gobiernos priistas, panistas y ahora por el actual gobierno que pregona ser de “izquierda”. Los usos y costumbres del poder estatal no han cambiado. Es por eso que nos sobra razón para volver a recalcar que el sistema de justicia mexicano está PODRIDO.

Como organización pacífica y No Violenta, manifestamos de nueva cuenta nuestra indignación por la burla y desprecio del sistema judicial corrupta hacia nuestros 5 hermanos hace 30 años.

Ante todo lo anterior, y en este marco de acción de agradecimiento al Corazón del Cielo y Corazón de la Madre Tierra y a Dios Padre-Madre; levantamos nuestra voz para exigirle a los jueces y gobiernos en turno la liberación inmediata e incondicional de nuestros hermanos y compañeros:

a) Manuel Santiz Cruz, servidor de la parroquia y Presidente del Comité de Derechos Humanos de la parroquia y junto con 4 hermanos tseltales de San Juan C’ancuc, Chiapas, fueron detenidos por la Fiscalía Indígena de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas el día 29 de mayo del 2022[1], acusados por pocesión de marihuana, en realidad es por su trabajo en la defensa de los derechos humanos y de la tierra y en contra de la militarización.

b) Libertad absoluta de José Luis Gutiérrez Hernández y César Hernández Feliciano hermanos tseltales del ejido San Jerónimo Bachajón, quienes se encuentran bajo proceso, acusados de motín desde el pasado 15 de octubre del 2020 por defender su territorio y manifestarse en contra de la construcción del cuartel de la Guardia Nacional en Chilón, Chiapas.

c) Desde el territorio tsotsil, exigimos la liberación inmediata e incondicional

del compañero Fidencio Aldama[2], de la tribu yaquí, defensor del territorio, originario del pueblo de Loma de Guamúchil, Sonora, México. Actualmente se encuentra detenido ilegalmente desde el 27 de octubre de 2016, en el Reclusorio de Obregón, Sonora, acusado del delito de homicidio.

Con los casos que hemos mencionado, sólo es una muestra pequeña para saber cómo está este grave problema en todo el país. Y como sabemos, la mayoría de las cárceles están llenos de indígenas, de pobres, de miembros de pueblos organizados, o de apartidistas; personas defensoras de derechos humanos, defensoras y defensores de la Madre Tierra y de la Vida. En cambio, los criminales como los paramilitares autores materiales de la Masacre de Acteal o de Ayotzinapa hoy gozan de libertad y de sus premios que les otorgó el gobierno mexicano. Y a los autores intelectuales como: Ernesto Zedillo, Emilio Chuayffet, Julio César Ruiz Ferro, Gral. Enrique Cervantes Aguirre, entre otros, estos son intocables y viven en total impunidad.

Hermanas y hermanos; adonde llega esta nuestra palabra, les pedimos que la compartan, la difundan, y esperamos que seamos más las y los que luchemos para que se acabe el poder y la mentira de los policías, de los jueces y de los malos gobiernos. Queremos que en México se respeten nuestros derechos humanos, nuestros derechos a la manifestación y a la defensa de la Madre Tierra y de cada uno de nuestros territorios de las mujeres y hombres verdaderos que habitamos la nación mexicana antes de la invasión española y formación del Estado.

Nosotras las mujeres y hombres, jóvenes, niñas y niños y ancianas y ancianos de Las Abejas de Acteal, queremos que un día en nuestro pueblo tsotsil y en los pueblos del mundo, vivamos en libertad como el sol que camina su luz sin pedir permiso, o como el viento que no vive encerrado, o sea es libre; así queremos para los presos que en este momento, no están con sus hijas e hijos o con sus parejas o con sus papás y hermanos, que se abran las puertas de las cárceles para ellos, que salgan para ir a trabajar sus tierras, que salgan para sembrar el sustento de sus familias y comunidades.

Que la PAZ, fruto de la JUSTICIA y de la DIGNIDAD, estas palabras levantadas en alto por la voz y la misión profética y humana de nuestro jTotik Samuel Ruiz García, que pronto se hagan realidad. Así invocamos al Corazón del Cielo y Corazón de la Madre Tierra y a Dios Padre-Madre, que somos sus hijas e hijos, les pedimos que se rompan ya las cadenas de las cárceles, de la ignorancia y de la impunidad.

¡Libertad inmediata a los presos inocentes de Chiapas y de todo México!

Antes de terminar, les recordamos que este 21 y 22 de diciembre, celebraremos con todas las fuerzas de nuestro corazón los 30 años de nuestro caminar como Organización Las Abejas y CONMEMORAR los 25 años de MEMORIA de nuestros Mártires de Acteal. Les pedimos leer los programas de dicho evento que desde el 28 de noviembre lo publicamos en nuestra página web y redes sociales.

No vayan a faltar, habrá comida, baile, mucha alegría y sorpresas.

Pero, si se encuentran muy lejos de Acteal, porque tal vez viven en otros países y continentes del planeta tierra, o por alguna otra circunstancia no pueden llegar, les invitamos a que nos sigan a través de nuestras transmisiones en vivo por internet. O también, enviar un saludo por medio de un poema, una fotografía o un video a nuestro correo: lasabejasacteal@hotmail.com Y nosotros los compartiremos con los compañeros y compañeras de Las Abejas de Acteal y en nuestra redes sociales.

Desde Acteal, Casa de la Memoria y Esperanza.

Atentamente.

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:

Manuel Pérez Jiménez Presidente

Antonio Ramírez Pérez Secretario

Víctor Manuel López Gómez Tesorero

Mariano Sánchez Díaz Sub Secretario

https://acteal.blogspot.com/2022/12/no-olvidamos-la-gran-injusticia.html?m=1

2,422 views
bottom of page