top of page

SEXTA PARTE: POSDATA QUE BUSCA ESPERANDO ENCONTRAR

Publicado en Enlace Zapatista

9 de noviembre de 2023

Por El Capitán

SEXTA PARTE: POSDATA QUE BUSCA ESPERANDO ENCONTRAR.


Noviembre del 2023.


P.D. QUE DICE LO QUE DICE. – Como decía uno de los finados Sups: “la historia se repite dos veces: una vez como desgracia y la otra también”. Y este axioma de la vida viene al caso, o cosa, según, porque he recibido un paquete con una pequeña nota. No, no es de SEGALMEX (ésos exportan, no importan). El paquete tiene matasellos de “una geografía distante”, en las Europas lejanas. La fecha está borrosa, pero en el remitente aparece: “No soy Don Durito de La Lacandona, no confundir. Soy sólo una entidad de IA”. Esa sentencia debería haberme bastado para ponerme en alerta, pero como quiera leí la nota y abrí el paquete. La nota es breve y dice:


Mi estimado y nunca añorado Cyrano: Seré breve y preciso. Voy para allá en tu auxilio. No me esperes porque voy de incógnito. Aún no me decido si me disfrazo de nube o de Bad Bunny o de Luis Miguel o de Al Pacino. En fin, algo que me permita pasar desapercibido, tú me entiendes. Por lo pronto y puesto que tormenta, te mando mi último libro. Es todo. Desde un rincón en… ¿Eslovenia?… oigan, ¿cómo se llama este lugar? ¿Chipre? ¿Eh? Creo que voy a poner “Europa Oriental” … ¿Eh? ¿Tampoco? Ok, entonces al diablo con la geografía de arriba: “desde Fuck The Cardinal Points” Domicilio Conocido. Código Postal… Oigan, ¿y cuál es el código postal? ¿Eh? ¿666? Nah, es broma, ¿no? ¿No? ¿Alguien por ahí que me confirme que es una broma? ¿Hola? ¿Hola? Firma: Durito disfrazado de IA”.


Sí, lo sé. Pero créanme que, en tratándose de Durito, ése es un mensaje breve y preciso. El libro tiene en la portada, ¿alguien lo duda?, un escarabajo… ¡¿con esmoquin?!, y el muy tranquilizador título de “Manual de Supervivencia en caso de Colapso Mundial”. Y, más abajo, “Todo lo que usted quiso saber para enfrentar el fin del mundo con estilo y elegancia. Diseñe el outfit ideal para el fin de los tiempos. Sea la sensación en el Apocalipsis. ¡Sííííí!”

El libro en cuestión sólo tiene una página en blanco y una posdata perdida en una esquina: “BUSCAD A QUIEN YA VIVE EL INFIERNO QUE LES ESPERA A TODOS. BUSCAD A QUIEN BUSCA”.


P.D. PARA LAS BUSCADORAS. – Antes de ellas, sólo se sabía, por ejemplo, de las doñas del FNCR. Pero después aparecieron otras, me parece que desde el sexenio de Vicente Fox. Primero unas cuantas y dispersas en la geografía. Luego más. Luego en grupos. Ahora, en toda esta fosa clandestina que se llama “México”, van de un lado a otro, buscando a quien les hace falta. No hay quien les ayude o les apoye. Están solas en el sentido que sólo se tienen a ellas mismas. Sí, hay varones también, pero la mayoría son mujeres. No, no están de moda. Los desaparecidos no votan, y pues de eso se trata. En los gobiernos ha pasado ya todo el espectro político electoral, todas las banderas electorales, todas las siglas partidarias, y la profesión de “BUSCADORA” crece.


Hace años, en los trámites por escrito, había un renglón donde se ponía “ocupación”. Por lo regular, las mujeres ponían “ama de casa”, “oficinista”, “empleada”, “profesionista”, “estudiante”, y así.


La monstruosidad de un sistema ha creado otra ocupación: la de “buscadora”. Acaso la más terrible, angustiante, penosa y anacrónica de todas las ocupaciones.


Pocas cosas señalan más el fracaso de una propuesta política en el poder, que la existencia y crecimiento de la ocupación de BUSCADORA.


Imaginen que alguien las entrevista: “Oiga, ¿y usted a qué se dedica?” Ella responde “a buscar”. “¿Y cuánto gana por ese trabajo?” “Nada”. “¿Y cómo le hace?” “No sé, pero sé que tengo que hacerlo. Y tengo que hacerlo porque ella/él sabe que no descansaré hasta encontrarle”. “¿Hay algo que quiera decirles a las demás personas?” “Sí, mírenme, soy ustedes en el futuro si no hacemos nada”. La reportera se pone a llorar. Todavía lo hace. ¿Ellas? Pues siguen buscando.


Mientras tanto, alguien en las montañas del Sureste Mexicano escribe:


“A las Buscadoras:


Habíamos pensado en un encuentro con ustedes que no fuera de dolor, sino de alegría. Ya saben: bailes, cantos, poemas, cine, obras de teatro, dibujos infantiles, cosas así. No algo que les alivie o les cure esa herida que no cierra, sino sólo un festejo, el que merece su lucha.


Pero un ser nefasto, de esos que nunca faltan, quería convertir esa reunión en una palanca electoral para la mal llamada oposición. Llamar al “voto crítico” por Bertha y esas tonterías que sólo sirven para que un oportunista agarre un cargo. Por eso no la hemos realizado… todavía. No íbamos a permitir que se manchara su noble empeño.


Pero les decimos aquí lo que les íbamos a decir acá: No dejen de buscar. Esas personas ausentes valen por la sangre que heredaron, la de ustedes. No conocemos a quienes les faltan, pero las conocemos a ustedes y la nobleza de su lucha. No se rindan, no se vendan, no claudiquen. Aunque el horror que afrontan no está de moda, su causa es justa y noble. Y ningún político puede decir lo mismo. Su necia dignidad enseña y muestra el camino. Ojalá más personas las miraran como las miramos nosotros los pueblos zapatistas: con admiración y respeto.”


P.D.- En Gaza. – La niñez palestina asesinada no es una víctima colateral, es el objetivo principal de Netanyahu, siempre lo fue. Esa guerra no es para eliminar a Hamás. Es para matar el futuro. Hamás será sólo la víctima colateral. El gobierno de Israel ya perdió la batalla mediática, porque resulta que el genocidio, aunque se disfrace de venganza, no tiene tantos seguidores como creían. Ahora es capaz de la crueldad más inimaginable. Quien tal vez sí podría detener la masacre es… el pueblo de Israel.


Vale. Salud y que, quien busca, encuentre.


Desde las montañas del Sureste Mexicano.

El Capitán.

Noviembre del 2023.

40, 30, 20, 10 años después.

コメント


bottom of page