Rojo Venado

Por Eduardo Vázquez Martín .

Publicado en Camino al andar.

27 de junio de 2021.

Foto: Francisco Lion - "La danza del venado interpretada por Hugo Molina.

1er Festival de Danzan Báilate Otro Mundo. Caracol Tulan Ka´u, Chiapas



Poeta y gestor cultural, Eduardo Vázquez Martín nació en la Ciudad de México en 1962. Dirigió el Museo de Historia Natural, fue Secretario de Cultura de la Ciudad de México y actualmente dirige el Museo de San Ildefonso. Es autor de los libros Comer sirena, Naturaleza y hechos y Lluvias y secas. En 1995 realizó la investigación del reportaje televisivo El silencio de Sarajevo. Desconfiaba de los “poemas de circunstancia”, escritos para reaccionar ante un drama o un agravio histórico, hasta que descubrió que toda poesía es de circunstancia.


El pasado 21 de junio fue hallado del cuerpo sin vida del líder yaqui Tomás Rojo Valencia. La Fiscalía de Justicia del Estado de Sonora confirmó que se trataba de un asesinato. Defensor de la naturaleza y los valores de su comunidad, Rojo Valencia optó por una vía pacífica para defender los recursos naturales que dependen de la comunidad yaqui, amenazada por el crimen organizado y por proyectos desarrollistas como el acueducto Independencia y el gasoducto Aguaprieta. Con valentía y convicción en la democracia, Rojo Valencia se opuso al despojo y al ecocidio.


¿Su asesinato se integrará a la vasta marea de la impunidad?


Eduardo Vázquez Martín confirma en este poema que en México el arte se adelante a la justicia.


Rojo Venado


Se han llevado a Tomás Rojo

pero Tomás es presente

quieren borrar sus palabras

pero Rojo se aparece.


Robarse su voz quisieran

borrarla con el olvido

y dejar al yaqui mudo

sin su lengua desarmado.


La voz de Rojo se alza

voz de otros

voz del mundo

voz que se sabe en asedio

y en el silencio se agolpa.


Voz de río voz desierto

voz hermana y de los hijos

padre y madre voz de noche

que fresca regresa al alba.


Voz clara serena y firme

que el fruto vano del odio

y del poder y del miedo

callar quisiera

no puede.


El encanto del principio

de este mundo en el hechizo

tutela de sol y luna

y las estrellas hermanas

hoy ese encanto es de luto

se han llevado a Tomás Rojo

a Luis Urbano balearon

y a los muchachos sin rostro.


El Jesús bajo sus velos

observa a los asesinos

al necio cómplice observa

que solo piensa en sí mismo.


Nada quiero más hoy día

en esta hora de angustia

que aparezca ya con vida

del gran mezquite su hijo

que lo que es justo suceda

como un milagro suceda

y en mitad del simulacro

y la indiferencia cruel

donde el mal de bien se dice

emerja libre Tomás

Rojo aparezca el vocero

de la tribu que resiste.


El agua que se defiende

quiere de nuevo ser río

para encontrar a Tomás

y con su gente el camino.


Percute venado el casco

rasguen el aire semillas

desde el vientre del guijarro

toque el tambor y la flauta.


que Rojo

yo´eme

danza.


Eduardo Vázquez Martín

709 views

Recent Posts

See All