El CNI-CIG en los espejos de la Resistencia

Publicado en Congreso Nacional Indígena

11 de octubre de 2021

Por Congreso Nacional Indígena - Concejo Indígena de Gobierno


LA LLAVE DEL ESPEJO

Hermanas, hermanos del mundo

Somos los pueblos, naciones, tribus y barrios originarios que hacemos, con organización, al Congreso Nacional Indígena- Concejo Indígena de Gobierno; hablamos con la lucha colectiva de quienes en nuestras geografías no han dejado de soñar en extensos territorios, en colectivos de decenas, cientos o de miles de familias que hacemos eso que nosotros llamamos comunidad. Nos hablamos con nuestras luchas por defender la vida y en ese lenguaje nos entendemos, porque es el que nos abre la puerta para vernos y entendernos.


En medio de la tormenta hecha pandemia, que es capitalista y patriarcal, los pueblos originarios del CNI y el CIG, estamos en las regiones indígenas de nuestro país, resistiendo, construyendo y siendo redes cuando estamos separados. Cuando nos encontramos somos congreso, desde donde alzamos la mirada para ver en el horizonte que la tormenta no calmará pronto, sino que arreciará.


Somos esa palabra hecha de esperanza y lucha en los pueblos y regiones rebeldes en Chiapas, Chimalapas, la Chinantla oaxaqueña, Costa-Sierra de Michoacán, Meseta – Lago y Cañada Purépecha, Sierra Juárez, Chontal de Oaxaca, Huasteca Potosina, Huasteca Veracruzana, el gran Nayar, el Istmo de Tehuantepec, Maya Peninsular, Territorio Yaqui- Mayo, Región Mazahua- Otomí, región Mixe, Montaña y Costa Chica de Guerrero, Otomí de Hidalgo y Querétaro, Frontera Sur, Territorio mayo de Sinaloa y Sonora, Selva Lacandona, Sierra Norte de Puebla, región Cholulteca, Sierra Mazateca, región del Totonacapan, la Sierra Tarahumara, región de Los Tuxtlas, Sur de Veracruz, Sierra Cuicateca, Península de Yucatán, Sierra Negra, Ciudad de México, región Centro del país, Sur de Jalisco y Colima, Baja California, Laguna de Chapala y Ciudad de Guadalajara.


Los espejos de la resistencia del CNI hablan en colectivo, como de por si somos los pueblos. Y por eso decimos que nos constituimos como congreso estando juntos, desde donde nuestra palabra es colectiva, como también, en colectivo habla nuestra delegación para la Gira por la Vida, que porta un espejo con nuestra esperanza dirigida al mundo. En ellas, en ellos somos congreso, para que broten a su paso nuevos espejos donde nos miren, y se miren los que haremos nacer un nuevo mundo.


Esto, porque sabemos que el reflejo antiguo que seguimos no está inmóvil esperando, sino que se mueve con la rebeldía de los pueblos de los espejos en los que nos miramos, donde nos hemos encontrado luchando en la solidaridad de quienes compartimos la geografía y el territorio; ese que los megaproyectos del mal gobierno decidieron disputar con sangre y es por eso que, hoy, nos vemos en la lucha de nuestras hermanas y hermanos de los territorios de Puebla, Morelos y Tlaxcala en contra del Proyecto Integral Morelos, en Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas, donde el mal gobierno neoliberal quiere instalar su Tren Maya y en Oaxaca y sur de Veracruz, que quiere ser entregados al capital privado trasnacional mediante el corredor transístmico.


Mientras los poderosos hacen pensar que nos oponemos a que construyan sus trenes, su termoeléctrica, sus carreteras, nosotros vemos el territorio vivo del que somos parte y el tren se nos olvida pensando en la tierra que nos están quitando para entregarla a los dueños del dinero, al ver amenazada la subsistencia de pueblos indígenas y culturas antiguas, al vivir o morir con el agua que se contamina y se agota, al ver destruidas las selvas y bosques que hemos defendido o por l@s que hemos sido pres@s, perseguid@s, desaparecid@s o asesinad@s por los gobiernos capitalistas. Eso es lo que representan para nosotros sus megaproyectos y no creemos nada las mentiras que nos dicen. Por eso los espejos se mueven, se juntan y se hacen en nuevos reflejos.


Entonces, los espejos que somos hechos de la lucha no tienen fronteras ni límites, se mueven en la tierra, la mar, por el aire y por la consciencia. Los poderosos no los ven porque no se abren mas que con la llave, esa que se entiende en todas las lenguas que hacen resistencias y rebeldías alrededor del mundo. Para algunos es la dignidad, la supervivencia individual o colectiva, la madre tierra gritando por ayuda, los antepasados dictando los pasos de pueblos enteros.


Así hemos llenado de luchas, de dolores y de luto nuestra rebeldía, pero también de esperanza para vernos en lo que está más allá de las fronteras y los muros.


Por eso, el Congreso Nacional Indígena- el Concejo Indígena de Gobierno seguimos siendo un espejo que hoy camina, vuela o flota por el mundo. En cuyas geografías se reflejan los territorios y resistencias de nuestros pueblos; su rebeldía y dignidad hechas sueños que trasgreden las fronteras. Estamos pues, decididos a sostener, con la lucha, un nuevo mundo que renueve cada día la lucha por la vida, que es el reflejo que brota del espejo, que tiene rostros y que es colectivo:


Espejo 1. De las víctimas de la guerra:

El capitalismo, su corrupción intrínseca y la guerra de la que depende para sobrevivir, ha dejado una estela de desolación, de dolor, desesperanza y anhelo de justicia. Así se han juntado miles de hombres y mujeres dign@s, que aun sin ayuda de nadie, a pesar del desprecio de los gobiernos y del riesgo de buscar con la vida propia a quienes ya no están, no paran de gritar por verdad y justicia. No se rinden, no se venden y no se cansan. Es el espejo de la dignidad, y de la grandeza del espíritu.


Espejo 2. De los pueblos del Istmo:

En el territorio, desde antaño ambicionado por el gobierno de los Estados Unidos, en el llamado Istmo de Tehuantepec, el mal gobierno que se hace llamar 4T, entrega con descaro a empresas nacionales y extranjeras el territorio de los pueblos zoque de los Chimalapas, Ayuujk en la zona baja de la sierra mixe, binnizá en la planicie costera, chontal en la colindancia con la sierra sur e ikoots en la zona lagunar costera, mirando de frente el océano Pacifico.


Mas de 50,000 hectáreas se encuentran invadidas, con más de 2,100 ventiladores eólicos distribuidos en 29 parques privados. De los cuales, 20 son de empresas del estado español, 3 francesas, 1 italiana, 1 estadounidense y 1 mexicana.


El mal gobierno mexicano, sirviendo a sus patrones capitalistas, quisiera ver a toda la región istmeña como un corredor comercial, energético, industrial y militar que permita la extracción y transformación de materia prima. A la fecha hay más de 70 concesiones mineras que suman más de 135,000 hectáreas, aunado a los 6 parques industriales llamados Polos de Desarrollo como parte del megaproyecto denominado corredor Interoceánico Salina Cruz-Coatzacoalcos o Tren Transístmico.


Con cinismo, inventando supuestos procesos de consulta, hace unos meses el mal gobierno federal mediante una simulación aprobó la realización del “Polo de Desarrollo” en el paraje conocido como El Pitayal que pretende despojar de tierras de uso común para ponerlas a disposición del gran capital, por lo que los pueblos binniza, ikoots, zoque y mixe sostienen la campaña “El Istmo es Nuestro”.


Espejo 3. De Los pueblos del Volcán:

De nuestro hermano Samir Flores Soberanes, asesinado por el mal gobierno y sus grupos armados el 20 de febrero de 2019 en Amilcingo, Morelos.


Los pueblos amenazados por el Proyecto Integral Morelos (PIM), comunidades nahuas de Tlaxcala, Puebla y Morelos, son el espejo donde se refleja la lucha contra 2 termoeléctricas de ciclo combinado, 1 gasoducto y 1 acueducto, proyecto que incluye la instalación de un gasoducto en las faldas de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, además de robar el agua con la cual estarían enfriando las turbinas, a los ejidos del municipio de Ayala, Morelos, donde despojarían del agua a los campesinos que riegan sus cultivos con agua del río Cuautla, para producir cebolla, ejote, verdolaga rábano, jícama, jitomate chile, cilantro, caña y arroz.


La termoeléctrica de Huexca contaminaría el medio ambiente con el ruido que se eleva a más de 110 decibeles. La secundaria y el kínder están a sólo 150 metros de distancia. De hecho, en el 2015 se hicieron las primeras pruebas y en diciembre del 2020 ya empezaron las segundas. En marzo de 2021 hicieron matazón de peces en la barranca Papayos.


Este mega proyecto está resguardado por la guardia nacional y el ejército mexicano, quienes tienen su cuartel dentro de las instalaciones. Para poder hacer sus pruebas necesitaron más de 150 pipas de agua de un balneario llamado el Almeal que se encuentra en Cuautla, Morelos. Dicha agua es potable y no como dice el manifiesto de impacto ambiental, de que el agua a usarse será residual.


Espejo 4. Del pueblo maya peninsular:

El pueblo maya en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, enfrenta una embestida territorial nunca antes vista, la fragmentación y desmantelamiento de la propiedad colectiva indígena, para dar paso a los mezquinos intereses que impulsa el mal gobierno de la 4T para su megaproyecto al que llaman Tren Maya, que está empeñado en convertir el territorio peninsular mexicano en corredores industriales, urbanos y turísticos al servicio del capital trasnacional.


El despojo de tierras ejidales mediante la especulación, la privatización y mercantilización del territorio ejidal está dejando a miles de campesinos sin derechos agrarios, mientras los censos agrarios de los pueblos indígenas se llenan de empresarios extranjeros. Sin ningún escrúpulo se están instalando mega granjas porcícolas que atentan contra los cenotes sagrados del pueblo maya. En Campeche, los campos fértiles de la región de Los Chenes están contaminados por cultivos transgénicos y químicos, destruyendo miles de hectáreas y la palabra traidora del mal gobierno no significa nada, más que garantías para los señores del gran capital.


En Calakmul, los malos gobiernos impusieron una Reserva de la Biósfera para limitar el uso y disfrute a los recursos naturales de los pueblos, pero con descaro otorgan todos los permisos para destruir el monte para la construcción del megaproyecto del Tren Maya.


Los fraudes inmobiliarios en zonas de alta biodiversidad de Quintana Roo, que son parte de la guerra entre poderosos para disputar lo que es de nosotros, arrasaron territorios indígenas y campesinos, amenazan los importantes ecosistemas de la región y roban tierra de las comunidades en toda la península.


La violencia de la delincuencia organizada para controlar la mercancía prometida por el mal gobierno federal, o sea los llamados “Polos de Desarrollo” están penetrando la selva y amenazando la organización comunitaria como pueblo Maya.

Espejo 5. De Palenque, Chiapas:

En la zona de Palenque, Chiapas, las comunidades de Puyipa, Arimatea, Santa Cruz, Naranjo, León Brindis, San José Babilonia, Nuevo Tumbalá, El Retiro, viven el constante acoso y provocación de grupos paramilitares, que han cercado a los compañeros del colectivo Nuevo Camino, perteneciente al CNI, sembrando el temor de salir de sus comunidades, al mismo tiempo que el mal gobierno no detiene sus trabajos del megaproyecto de muerte llamado Tren Maya. Pero tampoco se detendrá la lucha de los pueblos por defender la tierra.


La siembra agroindustrial de palma está provocando la escasez de agua en comunidades cercanas a Palenque. Generando enfermedades y adicciones y dando sentido a los objetivos urbano e industriales que acompañan los megaproyectos del gobierno federal.

Espejo 6. De la costa nahua de Michoacán:

La comunidad de Santa María Ostula, luego de décadas luchando por que se ponga alto al despojo territorial en la costa Michoacana por supuestas pequeñas propiedades, que fueron sembradas con violencia por poderosos caciques aliados con grupos de la delincuencia organizada, ha sufrido el asesinato de 35 comuneros y 6 desaparecidos. Entre ellos el comisariado de bienes comunales Francisco de Asís Manuel. En Ostula están organizados y resguardando la paz en contra de grupos delictivos, empresariales o estatales que intentan, con el apoyo de malos gobiernos, ingresar y llevar nuevamente la violencia y la guerra a este digno territorio al que quieren ver destruido, desolado y privatizado.


Ante la espalda de los tribunales agrarios, que pese a evidentes arbitrariedades técnicas, no han dado solución al conflicto agrario, el pueblo nahua de Ostula pide a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que atraiga el caso para que sea juzgado por esa, la última instancia legal en México, y que se haga justicia, se garantice que un pueblo indígena no sea despojado por probados errores técnicos en los trabajos de medición que llevaron a la resolución presidencial, que tituló los bienes comunales de Ostula, y al fraudulento plano definitivo con el que presuntamente de entregaron los terrenos comunales. Sin embargo, la Corte también decide dar la espalada a Ostula.


Espejo 7. Del territorio autónomo de Azqueltán:

En el fondo del Cañón de Bolaños, exigiendo justicia para que sea castigado el cacique Fabio Flores Sánchez, alias La Polla, ante los ataques reiterados a las y los comuneros, ante el despojo de terrenos de Azqueltán que no cesan y mientras el gobierno estatal de Jalisco emite apócrifos y fraudulentos títulos de propiedad, el gobierno municipal de Villa Guerrero empodera la violencia de los ricos en contra de la comunidad, busca la división y siembra la discordia.


Mientras tanto, sin dar pasos atrás en la defensa de su tierra y haciendo crecer la autonomía como único camino, la comunidad tepehuana y wixárika de San Lorenzo de Azqueltán, municipio de Villa Guerrero, Jalisco, defiende con dignidad su territorio ancestral y germina el sueño de la clínica autónoma, llamando a las compas, a los compas de todas partes del mundo con su consciencia y solidaridad, para que aprendamos que otro mundo donde podamos vivir, decidir y seguir soñando es urgente.


Espejo 8. Del territorio Wixárika:

En el occidente de México, el pueblo wixárika sigue enseñándonos a cuidar y defender a nuestra madre tierra, a caminar con los antepasados sembrando el mundo de esperanzas, de resistencia y rebeldía organizada en su extenso territorio, en el que siguen luchando por la recuperación de sus tierras ancestrales y esperando recuperar sus territorios en la comunidad autónoma de Bancos de San Hipólito, Durango, y el territorio invadido en Huajimic, Nayarit; territorio que, en cada caso, representa más de diez mil hectáreas que deben ser restituidas y reconocidas a sus legítimos dueños. Es decir, el pueblo Wixárika.


Espejo 9. Del Totonacapan:

En el norte de Veracruz, en la Región del Totonacapan, la extracción de hidrocarburos por el fracking, está invadiendo todo, se están perforando pozos, en los que se envenena el suelo y el agua, la tierra colectiva de ejidos y comunidades es sometida a una creciente presión para que individualicen sus derechos, para que se venda la madre tierra usando la pobreza como arma en contra de los pueblos campesinos e indígenas, al mismo tiempo que no cesa la violencia en contra de los pueblos, la desaparición y asesinato de hombres, mujeres y niñ@s.


Son más de 1300 pozos que el gobierno mentiroso de eso que llaman 4T ha permitido en el llamado Paleocanal de Chicontepec, aun en contra de la su propia palabra traicionada, que repitió hasta el cansancio que no lo haría.


Espejo 10. De la montaña y costa chica de Guerrero:

En la Región Costa Montaña, Costa Chica, Montaña Alta y Montaña Baja, los pueblos Na Savi, Me ́pháá, Nahua, Nan Cue Ñomndaa y Afromexicanos del estado de Guerrero, se organiza en el Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata desde 2008, pues los pueblos responden con organización a la invasión de mas de 200 mil hectáreas de tierra en la Región Montaña Alta por las compañías mineras, tales como la Diana, CAMSIM, HOCHSCHILD, que valiéndose de los grupos armados del mal gobierno, sean militares, policiales o narco paramilitares, giran órdenes de aprehensión, encarcelan, matan, torturan, desaparecen, cercan y asedian a las comunidades, con el apoyo de grupos delictivos como Los Rojos o Los Ardillos, que con el cerco de violencia agravan las condiciones de pobreza y violaciones a los derechos humanos de miles de compañeros y compañeras de las comunidades.


Espejo 11. Del territorio Otomí -Ñhathó:

En el territorio Otomí Ñhathó, en defensa del bosque de agua, uno de los principales ecosistema de la región, las comunidades continúan fortaleciendo sus instituciones propias ante el embate del Gobierno del Estado de México y del gobierno federal que, mediante la represión policial desproporcionada, la cooptación y la división, han seguido adelante con su objetivo de privatizar en favor de empresas privadas que construyen la autopista Toluca- Naucalpan, que fue inaugurada sin estar concluida y en plena pandemia de COVID19. Lo anterior ha llevado los pueblos, dueños de la tierra, a solicitar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que se respete el territorio indígena en las comunidades de San Lorenzo Huitzizilapan y Santa Cruz Ayotuxco.


Espejo 12. Del pueblo nahua de Tuxpan, Jalisco:

Al sur de Jalisco, en la comunidad nahua de Tuxpan, Jalisco, las agroindustrias del mercado internacional, como el aguacate o los berries, se apropian y destruyen miles de hectáreas de tierras indígenas y campesinas, sobre explotan los acuíferos y con el uso de cañones antigranizo evitan que llueva, afectando los cultivos campesinos como maíz, frijol, calabaza, cacahuate, camote o jamáica, en una amplia zona del sur del estado de Jalisco.


En tanto, que en cada una de las calles, durante todo el año, la comunidad indígena renueva su organización tradicional e identidad mediante las fiestas.


Espejo 13. Del pueblo coca de Mezcala:

El mal gobierno mexicano continúa intentando robar y privatizar el territorio de la comunidad indígena coca de Mezcala de una parte del lago de Chapala y la isla que le fueron reconocidas en su resolución presidencial y que ha defendido desde tiempos inmemoriales. Actualmente esta comunidad está llamando llamando a las demás comunidades del pueblo coca para reconstituirse, con su identidad y tradición organizativa; sin dejar de luchar por la restitución de 12 hectáreas del predio conocido como El Pandillo, invadido por el empresario Guillermo Moreno Ibarra y por el resto del territorio.


Espejo 14. De la Chinantla:

Para imponer los megaproyectos en la región chinanteca, en el estado de Oaxaca, someten a los pueblos originarios a aceptar reservas ecológicas que arrebatan el control territorial, proyectos carreteros, mineros, turísticos y de hidrocarburos, al mismo tiempo que se alienta la división entre los pueblos por conflictos agrarios inexistentes o fabricados por los propios malos gobiernos, mismos que insisten en la mercantilización de los terrenos agrarios mediante los programas PROCEDE o FANAR.


Es el caso de la presa hidroeléctrica en el río Cajonos, el Río San Juan Lalana y Ayotzintepec; los proyectos extractivos mineros en San Vicente, Arroyo Jabalí o los yacimientos de petróleo en San Juan Martínez, Ayotzintepec y Monte Negro Jocotepec, así como la utilización del agua del Río Papaloapan para la extracción minera o la industria refresquera.

Espejo 15. Del despojo en Puebla

La defensa del agua en la región cholulteca, en las faldas del volcán Popocatépetl e Iztaccíhuatl, en el estado de Puebla, en las comunidades de Ometoxtla, Nextetelco, Almoloya, Cuanalá, Zacatepec, Tlautla, Coronango, Cuautlancingo, Xoxtla, Tepalcatepec, Cuachayotla, Atzala y Cuapan, es por la vida y contra el capitalismo.


En este territorio Zapatista, el mal gobierno en sus tres niveles, junto con los dueños del dinero, han pretendido saquear este territorio nahua, con proyectos de muerte, como es el Proyecto Integral Morelos, así como el robo de agua que hace la empresa Bonafont, o la contaminación del río Metlapanapa, que los malos gobierno pretenden implementar mediante el corredor industrial Ciudad Textil Huejotzingo, que con despojo y corrupción instaló torres de alta tensión y en el año 2019 pretendió verter sus desechos industriales al Río Metlapanapa.


En la Sierra Negra, la empresa minera Autlán, con la represión y alianza con grupos criminales y gubernamentales impone el proyecto hidroeléctrico Coyolapa – Atzala.


Espejo 16. Del pueblo nahua de Tepoztlán, Morelos:

El pueblo nahua de Tepoztlán, en el estado de Morelos, está sometido a procesos rapaces de privatización de las tierras comunales y ejidales, al mismo tiempo que empresarios buscan adueñarse de los terrenos de Tepoztlán para someterlos a la especulación inmobiliaria y al turismo y la construcción de la autopista La Pera -Cuautla. Además de haber ocupado el territorio de manera ilegal y desventajosa, de haber destruido importantes superficies forestales.

Espejo 17. Del pueblo nahua de Ayotitlán, Jalisco:

En el pueblo nahua de Ayotitlán, en la sierra de Manantlán, Jalisco, el saqueo de millones de toneladas de minerales y maderas preciosas, ha sido motor de violencia en contra de líderes comunitarios, lo que no ha detenido la organización en defensa de la tierra del Concejo de Mayores y del ejido, quienes siguen exigiendo, ahora desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que les sean entregadas las tierras que les fueron reconocidas legalmente.


Al igual que otras partes del país, la explotación de los recursos naturales, así como la represión ante la organización, están fuertemente controladas por grupos de la delincuencia organizada.


Espejo 18. Del pueblo nahua de Zacualpan, Colima:

En el territorio nahua del estado de Colima, en la comunidad de Zacualpan, la invasión por concesiones mineras, la suplantación de autoridades con el aval del Registro Agrario Nacional, y el robo del agua que nace en el manantial que abastece la ciudad de Colima y Villa de Álvarez, ha llevado a la organización de abajo y al reconocimiento de los acuerdos de asamblea que la declaran como una comunidad libre de minería.


Espejo 19. Del territorio purépecha:

El pueblo P’urhépecha, que se encuentra en la región de la meseta, el lago y la cañada; ve invadido su territorio por empresas trasnacionales de la agroindustria, que destruyen los bosques para poner plantaciones de aguacate que sobreexplotan los acuíferos y que gozan con el apoyo de los grupos delictivos, sea cual sea el cártel en turno, según el mal gobierno que va estando en el poder.


El mal gobierno desconoce y atenta contra la autonomía de las comunidades con el uso de la fuerza pública para imponer sus elecciones partidistas.


En Zirahuén, la Fiscalía General del Estado persigue a la comunidad indígena para imponer proyectos turísticos; en Comuachén el 30% del territorio se ha perdido por la invasión de narco aguacateras; existen órdenes de aprehensión en contra de compañeros que defienden su territorio, como en la comunidad de Santa Fé de la Laguna en contra del comunero Jorge Ceja Ramos, así como el asesinato del compañero Jesús Miguel Jerónimo, quien siendo Jefe de Tenencia en la comunidad de Ocumicho, fue asesinado junto a su hijo en el año 2020.


Espejo 20. Del pueblo nahua de San Pedro Tlanixco, Estado de México:

Desde 1989, ha sido robada descaradamente el agua de los manantiales de la comunidad nahua de San Pedro Tlanixco, municipio de Tenango del Valle, en el Estado de México, mediante concesiones entregadas por el mal gobierno a empresas agroindustriales floricultoras, del municipio de Villa Guerrero, lo que llevó a una represión terrorista por los grupos policiales hacia todo el pueblo, allanando casas y deteniendo a personas inocentes.

Dicha represión llevó a la cárcel a los líderes de la comunidad Dominga González Martínez, Rómulo Arias Mireles, Pedro Sánchez Berriozábal, Teófilo Pérez González, Marco Antonio Pérez González y Lorenzo Sánchez Berriozábal por más de quince años, quienes luego de una incansable lucha se encuentran en libertad. Pero no gracias al mal gobierno, sino a la presión nacional e internacional que, desde abajo, emprendimos junto a muchos y muchas, para construir la justicia con dignidad y organización, con la radio comunitaria y sin dejar de defender el agua que se niega al pueblo indígena, para dársela de manera fraudulenta a las empresas nacionales y extranjeras.


Espejo 21. Del territorio Yaqui:

La tribu Yaqui, con una larga resistencia y ancestral rebeldía, luego de oponerse al robo del agua del río Yaqui, base de la supervivencia de la tribu y de la producción agrícola en la región, para llevarla a los corredores urbano- industriales de Hermosillo, Sonora, está viviendo una invasión por el gasoducto de la empresa Sempra Energy Lenova, que se ha valido de la división y la represión, que mantiene preso a nuestro compañero Fidencio Aldama Pérez, quien siendo parte de la guardia tradicional Yaqui, fue encarcelado por defender a su pueblo.


Espejo 22. Del territorio Náyeri:

En el territorio Náyeri, la Comisión Federal de Electricidad pretende construir la presa hidroeléctrica denominada “las Cruces”. En el año 2014 se anunció por parte del gobierno federal la construcción de esta presa, que de manera organizada los pueblos que habitan la cuenca del río San Pedro Mezquital, Náayeris, O´dam y Mexicanero, en la comunidad de Presidio de los Reyes, municipio de Ruiz, Nayarit, han rechazado, formando el consejo Naayeri, para evitar que se destruyan 15 lugares sagrados y para detener la destrucción que significan las concesiones mineras y proyectos de explotación a cielo abierto en la comunidad de Jazmín de Coquito, en contra de lo que se han interpuesto recursos jurídicos que han conseguido suspensiones judiciales.


Espejo 23. De la comunidad Otomí residente en la Ciudad de México:

Construyendo solidaridad, con consciencia y autonomía, el pueblo Otomí residente en la Ciudad de México ha mantenido una lucha en contra de la exclusión y el racismo que los gobiernos ejercen y promueven, ante las exigencias por mejores condiciones de vida y de trabajo durante mas de 25 años, por lo que exigiendo justicia para los pueblos indígenas zapatistas, tomaron de manera indefinida las oficinas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), creando un espacio real de encuentro de los pueblos, un espacio de dignidad organizada donde se realizan trabajos colectivos y donde brilla la organización ejemplar de nuestras compañeras y compañeros del pueblo Otomí.

Espejo 24. Del Territorio disperso del pueblo Zoque:

Luego de que el pueblo zoque de Chapultenango en Chiapas se vió desplazado a distintas geografías de México y Estados Unidos, tras la erupción del Volcán Chichón, que no solo acabó con la vida de miles de personas, sino que fué la pauta para una reorganización territorial agraria a partir de la privatización neoliberal del territorio, los malos gobiernos, sin siquiera preguntar a los pueblos, han implementado agresivos proyectos mineros en el norte de Chiapas y han pretendido entregar superficies importantes a diversas empresas para la explotación de hidrocarburos.


La emergencia ante la amenaza real de destrucción del territorio y los tejidos comunitarios, está llamando al pueblo zoque a reorganizarse con sus raíces dispersas en diferentes regiones, para voltear a ver la organización propia que genera espacios organizativos y de conciencia, como es el Semillero Zoque en la ciudad de Guadalajara, que convoca a 54 familias para construir organización.


Espejo 25. Del pueblo Otomí de Santiago Mexquititlán:

El pueblo Otomí, en la comunidad de Santiago Mexqutitlán, en el estado de Querétaro, ante el robo del agua que los malos gobierno han estado realizando, decidió tomar el pozo de agua del barrio 4, defendiendo su autonomía y modos de vida comunitario, que ante la gentrificación y mercantilización del territorio para la implementación de corredores turísticos, ha debido enfrentar la difamación, amenazas de muerte, detenciones arbitrarias y acciones de grupos violentos al servicio de los gobiernos.


Espejo 26. Del Sur de Veracruz:

Al norte del Istmo de Tehuantepec, al sur de Veracruz, los pueblos Nahua y Nuntaj+uy o popoluca , en la Sierra de Santa Martha, vieron fragmentado su territorio en proyectos de muerte como son las concesiones mineras en el corazón de la sierra, el fracking en las planicies y ciudades petroleras vecinas o los parque eólicos al servicio del capital urbano e industrial; mismos que buscan destruir el territorio, robando y contaminando los ríos y manantiales, particularmente el río Huazuntlán; y que tienen como respuesta la resistencia organizada.


Pese al hostigamiento que los malos gobiernos hacen para evitar que las comunidades cumplan con sus determinaciones colectivas y acuerdos de asamblea, el Proceso de Articulación de la Sierra de Santa Martha impulsa la autonomía mediante la salud y comunicación comunitaria, la auto generación de electricidad, la vigilancia y la economía solidaria.


Espejo 27. Del pueblo nahua de Xochimilco y Milpa Alta:

En la ciudad de México, los pueblos originarios de Xochimilco y Milpa Alta, mismos qu conservan su identidad, costumbres y organización, se enfrentan a los intereses inmobiliarios impulsados por los gobiernos que apuestan al desmedido crecimiento urbano e industrial que amenaza el territorio de los bosques, las chinampas, el ecosistema del humedal, así como las tierras destinadas a la siembra del nopal y la milpa; que constituyen el principal medio de subsistencia de miles de familias, hacen posible la vida de la Ciudad de México y dan sentido e identidad a dichos pueblos.


Los espejos del mundo:

Y en cada uno de ellos, en cada espejo nos vemos reflejados en el colectivo de colectivos que somos el Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno, donde brillan destellos de resistencia de todo el mundo, que se abren para que los vean los pueblos y las personas.


Es entonces que a través de la Delegación del CNI-CIG para la Gira por la Vida, buscamos el lenguaje que entendemos en todo el mundo y que es el de la lucha por la vida, miramos destellos de los pueblos del campo y la ciudad, naciones y tribus del mundo, a quienes hemos conocido personalmente, nos hemos encontrado en diversas geografías y nos hemos manifestado solidaridad, respeto y entendimiento, en persona o a la distancia.

Honramos y saludamos el reflejo en el espejo de los pueblos que luchan por la vida. Honramos ese lenguaje del universo y de nuestra madre la tierra, que contiene, en la lucha que no se rinde y la consciencia que crece, las llaves del espejo que somos.

P.D. Los gobernantes al servicio del poder y los intereses que persiguen, los políticos corruptos que les sirven, los caciques y las empresas que son parte de esta guerra que se extiende en toda la geografía indígena de México, tienen rostro, nombre y apellido, que son también, el reflejo en el espejo.


ATENTAMENTE

OCTUBRE DE 2021

POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS

NUNCA MAS UN MÉXICO SIN NOSOTROS

CONGRESO NACIONAL INDÍGENA- CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO


Mapa Espejos, link de descarga https://cutt.ly/EE6Cq1u

801 views