Nos enseñan a preguntar y escuchar

Por Grupo México, Foro Internacional (Dinamarca).

Publicado en Camino al andar.

20 de junio de 2021.

¿Qué carajos somos por articularnos con una organización rebelde de las montañas del sureste de México cuando vivimos en una supuesta sociedad de bienestar en el otro lado del mundo?


Dinamarca es probablemente una sociedad del bienestar, pero está sujeta a las reglas del capitalismo, y constantemente vemos nuevas formas en las que lo común, lo humanista, lo progresista y lo diferente es atacado y marginado.


El estado danés ha anunciado una reducción del 70% de CO2 en 2030. No obstante, está lanzando megaproyectos como el Baltic Pipe, que vinculará las redes energéticas de los países europeos a los combustibles fósiles. Hay un movimiento hacia una mayor ecología en la agricultura, que libra una batalla vana contra los intereses del capital. Cada vez hay menos agricultores. Tienen que pedir prestado y sacar grandes préstamos bancarios y cuando quiebran, son reemplazad@s por la agricultura industrial de los fondos de capital privado, que sólo tienen en cuenta el lucro a costa de la biodiversidad y el bienestar animal.


En las ciudades, somos testigos de una legislación grotesca que designa las llamadas ‘áreas de gueto’. Aquí se aplican otras leyes y normativas que en el resto de Dinamarca. Los delitos se castigan con doble prisión, l@s residentes son reubicados por fuerza y l@s niñ@s son obligad@s a ingresar en guarderías públicas. La gran mayoría de l@s habitantes de los barrios son de origen étnico distinto del danés y las leyes especiales pueden considerarse con razón como racismo de Estado.


Dinamarca tiene un pasado como estado colonial y nación tratante de esclav@s; un pasado que apenas hemos empezado a entender y reconocer como sociedad. Es un proceso que se ha encontrado con una feroz oposición de los partidos conservadores nacionales y l@s líderes de opinión que no creen que los pecados del pasado deban ser excusados. Y esto ni siquiera pertenece solamente al pasado. Dinamarca mantiene una mancomunidad donde Groenlandia y las Islas Feroe se siguen considerando en gran medida colonias danesas.


También en el campo de la investigación, el pensamiento libre está bajo presión de los conservadores y neoliberales. Recientemente, han atacado a las universidades por considerar los estudios progresistas como acientíficos y activistas.


Y luego está la gentrificación, el rechazo y encarcelamiento de l@s refugiad@s, la participación vergonzosa en las guerras en el Medio Oriente, la discriminación contra las personas transgénero y el trato inhumano de l@s enferm@s mentales.


Sí, Dinamarca es una sociedad del bienestar, pero no para tod@s.


Para el Grupo México, Foro Internacional l@s zapatistas han sido una fuente de inspiración desde el principio y estamos constantemente impresionad@s por el ingenio y el coraje que muestran en la lucha contra la hidra capitalista; desde los primeros Encuentros Intergalácticos, la Marcha del Color de la Tierra, la Sexta, la Otra Campaña, Escuelitas Zapatistas, el CIG y ahora La Gira por la Vida.

Y lo más importante: La construcción de autonomía.


Siempre innovadores, y siempre humildes.


Las diversas manifestaciones del capitalismo encuentran resistencia aquí en el vientre del monstruo. Desde abajo, nos estamos organizando para luchar contra ‘la legislación de los guetos’, los regímenes de deportaciones de refugiad@s, el aumento de la desigualdad y la discriminación.


Históricamente, l@s zapatistas han jugado un papel crucial en cómo los movimientos progresistas se han organizado en todo el mundo, pero su lucha ha sido olvidada en los últimos años, y no podemos permitirnos eso, porque todavía tenemos mucho que aprender de l@s zapatistas. Tenemos que aprender que los pensamientos pueden mover montañas. Otro mundo sí es posible, pero sólo si no limitamos nuestra imaginación. L@s zapatistas nos enseñan repetidamente a expandir nuestra imaginación social y pensar más allá de lo que la lógica del sistema dominante del capitalismo nos ha enseñado a pensar: que el “status quo” es la única opción realista. Eso no es cierto, ¡y están l@s zapatistas allí para recordárnoslo!


Nuestras esperanzas en esta Travesía por La Vida es continuar fortaleciendo redes de resistencias para un mundo alternativo, un mundo donde quepan muchos mundos.


Entonces, para responder a nuestra pregunta introductoria: Trabajamos en solidaridad con l@s zapatistas porque nos muestran que todas las batallas están conectadas y la gira por Europa es el hilo que puede unirlos a través del Atlántico y a través de la historia.


479 views