Mensaje del Colectivo Llegó la Hora de los Pueblos, 12 de octubre de 2022, Ciudad de México.

Publicado en Camino al Andar

16 de octubre de 2022

Por Gilberto López y Rivas


1.- En nombre de los y las integrantes del Colectivo Llegó la Hora de los Pueblos de apoyo al Congreso Nacional Indígena, Concejo Indígena de Gobierno, Ejército Zapatista de Liberación Nacional, saludo con mucho afecto a todos las organizaciones y los colectivos que participan en esta marcha, que se adscribe en la acción global contra la militarización y la guerra capitalista y patriarcal contra los pueblos originarios, contra el EZLN y las comunidades zapatistas.


2. Ratificamos nuestra hermandad y solidaridad con la lucha de los pueblos originarios y las clases trabajadoras de nuestro país, y del mundo, y nos pronunciamos contra las guerras, y en favor de la paz, y, en particular, nos pronunciamos contra esta guerra de desgaste, contrainsurgente, de amplio espectro que el actual gobierno lleva a cabo en todo el territorio nacional, a través de un proceso comprobado y visible de militarización y militarismo, acompañado de la utilización cada vez más frecuente de la delincuencia organizada, como el otro actor armado en este proceso, que sistemáticamente amenaza la vida cotidiana y la convivencia de todos los mexicanos.


3.- Hemos denunciado por diversas formas y medios los impactos medioambientales y societales de la actual recolonización territorial, de los mega proyectos de muerte, que significan una configuración capitalista que denominamos de acumulación militarizada delincuencial, la cual lleva inherente infinitas formas de violencia contra los pueblos, y la sociedad en su conjunto, que agrede directa y de manera particular a las mujeres, con la práctica al alza de los feminicidios, pero también contra franjas de la población directamente expuestas por la economía criminal, como los y las niñas, los y las adolescentes, los migrantes y trabajadores del campo y la ciudad.


4.- Nuestro colectivo denuncia, en particular, con honda preocupación, los ataques permanentes contra todas las estructuras, niveles y articulaciones comunitarias, regionales, nacionales e internacionales del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, a través de grupos paramilitares, cerco de penetración, vigilancia aérea, terrestre, y de toda forma de comunicación, así como el trabajo de espionaje al EZLN, que ha sido expuesto recientemente por el hackeo a la Sedena. Exigimos el cese de esta estrategia de aniquilamiento de la vida comunitaria que forma parte del patrimonio cultural de los pueblos.


5.- Expresamos todo nuestro apoyo al Congreso Nacional Indígena que en este año cumple 26 años de haber sido fundado en territorio chiapaneco, y a 530 años del inicio de un proceso de etnocidio y genocidio que representó la conquista y la colonización de este continente por los distintos poderes coloniales europeos.


6. También el CNI ha sido objeto de los ataques y las agresiones de la guerra contrainsurgente contra los pueblos de México, ocasionando un número indeterminado de homicidios extrajudiciales, desapariciones forzadas, desplazamientos poblacionales, así como una permanente campaña de terrorismo mediático, trabajo de fragmentación comunitario por medio de los programas asistenciales, individualizados, y la labor neoindigenista del llamado Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas. Las recientes filtraciones del hackeo a SEDENA muestran que los militares continúan, durante este llamado gobierno de la cuarta transformación, con el inadmisible espionaje contra integrantes del CNI.


7. Hacemos un llamado a la academia, a la intelectualidad, a los y las artistas, a los profesionales independientes de los medios de comunicación, al magisterio, al estudiantado, a todos y todas aquellas que mantienen viva la flama del pensamiento crítico, en todas las trincheras de la lucha social, del saber y el conocer, a continuar acompañado la lucha de los pueblos por la vida, por la autonomía, los autogobiernos del mandar obedeciendo, contra toda forma de violencia patriarcal, por la construcción de poder popular, por otro mundo posible y sustentable, siempre guiados por los principios éticos de la democracia concejista comunitaria de los mayas zapatistas.


¡Viva el Congreso Nacional Indígena!

¡Viva el Concejo Indígena de Gobierno!

¡Viva el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional!




5,665 views