La llegada del Escuadrón 421: ilusión, orgullo, lucha

Por Colectiva Feminista Furia Mexicana en Barcelona.

Publicado en Camino al andar.

20 de junio de 2021.

Furia Mexicana Barcelona es una colectiva feminista de mujeres mexicanas (y alguna que se reconoce con nuestra lucha), que nació de un grupo de WhatsApp cuyo link se publicó por primera vez en el grupo de (Facebook) ‘Mexicanos en Barcelona’, haciendo un llamamiento a participar en la marcha del 8M en el año 2019. Tras varios acomodes, se abrió un nuevo chat con la finalidad de crear hermandad entre feministas mexicanas comprometidas, situadas en la región catalana, dando paso a la creación de la colectiva. Furia sigue hoy en día programando una agenda de actividades de empoderamiento, crecimiento, autoconocimiento y apoyo a las mujeres, especialmente mexicanas, en la Ciudad Condal (Barcelona).


El 6 de mayo despertamos con un bonito comunicado desde el muro de anuncios de la colectiva feminista Furia Mexicana en Barcelona que nos informaba, a las integrantes de esta, que la “Gira por la Vida” en Europa ya estaba en camino. A partir de entonces desde Furia Mexicana, y otras organizaciones mexicanas y latinas en Barcelona, trabajamos en conjunto desde nuestra esquinita del mundo para apoyar la venida del EZLN a España.


Ilusión, orgullo y lucha son las palabras más citadas por las compas deFuria Mexicana Barcelona, al preguntarles que expectativas y emociones les despierta la venida del escuadrón 421 a tierras castellanas. Todas nos encontramos llenas de expectativas y emociones, pues vemos en la llegada de los compañeros Zapatistas una representación antisistema ejemplar y unos aliados en la lucha contra el estado heteropatriarcal neoliberal.


“Pensar en la posible llegada de el escuadrón 421 me llena de ilusión. Se que no es fácil cuando te organizas desde abajo, y menos cuando estás contra todo lo que el sistema ha impuesto. Como eslabón flojo del sistema capitalista, me llena de ilusión pensar en un mundo que respete la diversidad, que trabaje por el decrecimiento, en el que el valor real sea la vida no el dinero. Me llena de ilusión los aprendizajes que compartirán las compañeras y las aventuras que perdurarán en este momento histórico de salida desde las montañas mexicanas a la península (española) y más.”

(Bedani)


“Después de 500 años de la conquista de México, nuestros pueblos originarios siguen en lucha para que se reconozca y se valore la cultura, las lenguas, las tradiciones, pero sobre todo sus derechos y lo que por herencia les pertenece. Su labor ahora es a la inversa, evangelizar a la cultura europea (enseñándoles) todo lo que desconocen de nuestras raíces y que aún después de tanto tiempo siguen ignorando y no reconociendo (…) tradiciones, platillos y cultura (que) no existiría sin la mezcla que surgió de esa “conquista” (pues) ya sea de manera consciente o no, siguen sin querer reconocer y dar crédito a todo de lo que se han beneficiado y siguen sacando provecho. Es una nueva evangelización para que nunca más, los pueblos que aún viven y aún resisten, tengan que vivir en la sombra, sometidos bajo el yugo de la “madre patria” y puedan cruzar las fronteras libres y con todos los derechos que les siguen siendo negados.”

(Nardy)



Me súper emociona y me hace mucha ilusión que les compañeres zapatistas hagan esta incursión rebelde y reivindicadora 500 años después de que la corona española haya enviado 3 carabelas para conquistar, saquear e imponer su cultura, religión, cosmovisión… a las civilizaciones originarias de Abya Yala. Que sea una delegación venida desde el lugar más bello y olvidado del sureste mexicano…

Las mujeres y los hombres de maíz, las mujeres y los hijos hombres verdaderos, con un mensaje y una actitud muy otra, no de revancha ni de venganza… sino de tú a tú, con el objetivo de intercambiar, de compartir, de cuestionar el modelo capitalista, cis heteropatriarcal, colonizador y opresor en el que la hegemonía blanca europea ha dejado de tener la única palabra/dogma.

Creo que estos encuentros nos traen esperanza y vida a todes y marcarán un antes y un después para los movimientos feministas, antirracistas, comunitarios, descoloniales…

(Patricia)


Así, la venida de los hermanos zapatistas no sólo genera emociones, orgullo, y “ganas de aprender de su lucha” (Gabi). También genera dudas entre nosotras y en la sociedad catalana, pues no todos conocemos por completo el trabajo del EZLN, más allá del levantamiento del ’94. Así que su lucha nos hace también cuestionarnos y ver hacia nuestro adentro, como el topo de los cuentos del viejo Antonio. Nos preguntamos ¿somos buenas mexicanas? ¿sabemos suficiente?


Y la nave va” y la comienzo a dejar viajar cuando la pongo en mi cuerpo, cuando mi camiseta en apoyo al movimiento Zapatista me cubre. Como cuando decimos en México “me late”. Y es que me late usarla, me late recordando al movimiento y (su) lucha de top manta, me late recordando la unión de Furia Mexicana, me late por las personas que sean de aquí, de allá, (que) queremos y buscamos encontrar un cambio social, igualitario entre personas y con la tierra.

Y cuando la nave va” en mi camiseta, de pronto me encuentro con preguntas (de los demás). -¿EZLN?- desconocimiento al movimiento zapatista, (y yo) les explico un poco, desde también mi pobre conocimiento al movimiento, en lo que consiste ¿será que no soy lo “suficientemente mexicana”? (les digo)-Es un movimiento sobre todo en Chiapas, que llevan muchos años en lucha por la tierra, por eliminar jerarquías que oprimen, por el respeto a los recursos de la tierra y el agua, por la unión de los pueblos, por reivindicar los conocimientos y luchas de pueblos indígenas, porque los recursos dejen de ser explotados por las grandes colonias, los llamados “primer mundo”, porque el gobierno deje de trabajar para seguir cuidando el dinero de los que más tienen-. Y en sus miradas cuando mi nave va, encuentro interés, encuentro una necesidad no sólo desde México, desde las personas que buscamos un mundo con mejores condiciones y no puedo evitar pensar también en miradas de “asombro”. ¿Será que es momento de empezar a ver y unir la fuerza ideológica de movimientos de América Latina, África, Oceanía? ¿Será una posible respuesta ante este mundo tan caótico? Mientras tanto sigue navegando mi esperanza, esperando a la nave que viene, para recibirla ya, desde mi Furia Mexicana.

(Claudia Jocelin)


“Desde el momento que supe que una comisión zapatista venía a tierras catalanas, simplemente algo dentro de mi saltó. Una emoción enorme y un conjunto de recuerdos recorrieron en segundos mi pecho, mi estomago y mi mente. Chiapas, el olor a tierra mojada, las visitas a los caracoles, “Las Abejas”, los telares de cintura y los huipiles bordados… pero, sobre todo, algo revivió: La Lucha. La lucha que se sembró en mi, y en muchos más, a raíz del levantamiento del EZLN, las declaraciones de la Selva Lacandona y su trabajo continuo por los derechos de los pueblos indígenas de México. El recuerdo de esos primeros pasos desde la derecha hacia “abajo y a la izquierda” y a un pensamiento crítico, profundo e igualitario. Una lucha que creí, hasta ahora, parte de mi pasado y hasta extinta tras otras largas luchas contra nuevos estados, el neoliberalismo y el ser mujer, morena y latina en un contexto de migración”.

(Rocío)

La lucha zapatista tiene la forma más bonita, creativa y profunda de encender pequeñas luces en nuestras conciencias... esta vez, esa luz viene en forma de barco, una montaña que navega entre el mar y la pandemia por Covid-19, 500 años después de la caída de la gran Tenochtitlan.


Desde Furia Mexicana le decimos a “La Montaña” y su tripulación ¡lek me xbaat! (buen camino).

Catalunya a 7 de junio del 2021.


321 views

Recent Posts

See All