Hacia el Segundo Congreso Zoque, hacia Ore´is ntyäjk

Publicado en Camino al Andar

27 de marzo de 2022

Por Fortino Domínguez Rueda[1]

La convocatoria:


El próximo 2 y 3 de abril del 2022 en la cabecera municipal de Chapultenango -ubicada en el norte de Chiapas, México- se esta convocando a celebrar el Segundo Congreso Zoque. La iniciativa para reunirse se arraiga en los acuerdos tomados en el Primer Congreso Zoque, el cual se celebró el 23 y 24 de mayo de 2014 en el ejido Nuevo Esquipulas Guayabal del municipio de Rayón, Chiapas, así como en el contexto de crisis civilizatoria que azota a la humanidad entera y que en el caso de los zoques se manifiesta a través de proyectos extractivos que destruyen a la madre tierra. Ante la guerra capitalista de arriba los zoques vuelven a convocar al colectivo. Es justo en el periplo de ocho años transcurridos entre el Primer y la convocatoria al Segundo Congreso Zoque como podemos identificar algunas acciones que nos muestran los esfuerzos por luchar contra empresas transnacionales, el Estado y algunas universidades del país que han expresado interés por el petróleo, el agua y el volcán Chichonal.


Un pequeño recuento:


Es en 2016 cuando el gobierno federal intentó licitar 84,500 hectáreas del norte de Chiapas, lo cual afectaría directamente a la población zoque. La lucha por la defensa del territorio creció. La iglesia de la zona acompaño las demandas del pueblo y de igual forma se construyó un instrumento político que articulará a varios municipios zoques en la defensa del territorio, es así como se conformará el Movimiento Indígena del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y el Territorio (Zodevite), espacio desde donde se organizo la multitudinaria marcha zoque que tomaría la ciudad de Tuxtla Gutiérrez en 2017 y que dio como resultado la cancelación de la ronda 2.2 nombre del proyecto donde se incluían las tierras zoques. A su vez, en 2018 Chapultenango fue la sede de la visita de la vocera del Congreso Nacional Indígena (CNI) María de Jesús Patricio Martínez en su recorrido por el país en el contexto del proceso electoral de ese año y donde justamente dejo en claro que el registro ante el INE era solo un pretexto para poder recorrer el México de abajo y así poder conocer los procesos de lucha y juntos construir, cada quien, a su modo y forma, la autonomía como horizonte civilizatorio que asegure la vida sobre la tierra. Antes de la pandemia del COVID 19, los zoques originarios de Chapultenango que se encuentran residiendo actualmente en la ciudad de Boston Massachusetts, en los Estados Unidos, decidieron nombrar a un concejal que los represente ante el Concejo Indígena de Gobierno del (CNI) así como de ser el enlace con la comunidad de origen. Durante la pandemia los zoques decidieron fortalecer su sistema inmunológico a través del consumo de plantas medicinales y en ciudades como Guadalajara las familias zoques se organizador para repartir despensas entre las familias que sufrieron desempleo. No podemos olvidar el paso del huracán Eta en 2020, el cual afectará severamente los territorios del norte de Chiapas, dejando cientos de poblaciones afectadas. Es con todo este contexto como llegamos al año 2022, fecha en que se cumplen cuarenta años de las erupciones del volcán Chichonal de 1982 mismas que dejaron 35 mil familias desplazadas y mas de 2,000 zoques muertos.


¿Qué sigue?


A cuatro décadas de las erupciones del volcán, los zoques de Chapultenango -a través de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, Atención Primaria de Salud APS Wäbä Ijtkuy "Lugar de paz y armonía", el Colectivo Defensoras de Nasakobäjk y el Centro de Lengua y Cultura Zoque- proponen no solo recordar el fenómeno eruptivo, también nos invitan a transgredir las conmemoraciones oficiales de arriba quienes han convertido al 28 de marzo en la fecha “emblemática” a recordar, donde justamente los discursos políticos y la folclorización de la memoria no pueden faltar. Ante ello, se nos convocan a pensarnos en colectivo a través de participar en el Segundo Congreso Zoque durante los primeros días de abril y con ello recordar que las erupciones volcánicas continuaron hasta el día 4 de abril y que las medidas tomadas por el gobierno y ejecutadas por el ejercito se caracterizaron por impedir la evacuación de la población zoque.


A lo largo de estos ocho años, podemos decir que los zoques no paramos. El trabajo de base, las asambleas cotidianas, los recorridos, los talleres, así como las visitas familiares tanto en Chapultenango como en ciudades donde residen zoques, nos mostraron que era necesario seguir construyendo un espacio para la palabra. Es decir, uno de los caminos es fortalecer Ore´is ntyäjk (la casa del zoque/la lengua/la palabra) y de esta forma construir el horizonte de vida anclado a la tierra como guía de nuestros pasos. La apuesta por seguir fortaleciendo Ore´is ntyäjk se sustenta en las innumerables iniciativas de lucha y resistencia que el pueblo zoque ha desplegado en más de 500 años y que en la actualidad tiene como característica el hecho de buscar atajar la tormenta capitalista que amenaza a la humanidad. Sabemos que el camino no será nada fácil, pero tenemos confianza en que la dignidad y la memoria colectiva guíen nuestros pasos.

[1] Zoque de Chapultenango, Chiapas. Historiador y Antropólogo. Miembro del Centro de Lengua y Cultura Zoque. Sitio web: https://fortinodr.com.mx/

1,462 views

Recent Posts

See All