NO HABRÁ PAISAJE DESPUÉS DE LA TRANSFORMACIÓN 2 de 3

Publicado en Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio – APIIDTT

11 de junio de 2022

Por Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio – APIIDTT


«La carrera por el Istmo de Tehuantepec»


Seguridad Nacional, Inspiración Nacional y América para los Americanos.


“Queda abolido el modelo neoliberal” reza un comunicado emitido por el capataz con fecha 17 de marzo de 2019. Renace de los escombros entonces el liberalismo decimonónico, ese que se caracteriza por una mezcla de ideas e ideologías religiosas con eso que llaman humanismo. Un modelo en donde los enemigos de ayer, hoy son amigos; donde los principales beneficiarios del despojo son gente honrada; donde los multimillonarios del país no han dejado de aumentar sus riquezas; bueno, lo mismo que ayer.


En este nuevo panorama político que amenaza Layú Nabe, hay un dicho que los defensores del capataz de palacio defienden a capa y espada -con o sin fundamentos, eso ya no importa en tiempos de Transformación-: “por fin un gobierno volteó a ver el sureste mexicano”. Por eso nos preguntamos ¿Qué está sucediendo en el sureste?


Más allá de las promesas de desarrollo y progreso, emprendimiento, sociedades cooperativas con los hombres blancos poderosos como Larrea y Hank, el extractivismo sustentable y el despojo amigable que el capataz balbucea todas las mañanas en televisión a nivel nacional. Para entender un poco al monstruo que se nos viene encima es pertinente recordar las palabras de Wodrow Wilson, referidas por Galeano en 1970: “Un país -decía- es poseído y dominado por el capital que en él se haya invertido”. Las rutas comerciales a lo largo y ancho del planeta han sido una constante en la larga historia de la acumulación capitalista, estas rutas estratégicas dan cuenta de la premisa de Wilson.


Solo hace falta asomar la cabeza más allá de nuestras narices y podremos percatarnos del surgimiento de Panamá, como una república catapultada por la expansión del imperialismo estadounidense. Incluso ir más allá y vislumbraremos la desaparición del fellah (comunidades campesinas) egipcio con la construcción del canal de Suez, lo que llevó a Egipto a meter la cabeza en el lazo del capital europeo. Ahora vemos a Ucrania, como escenario de disputa entre los imperialismos estadounidense, ruso y chino que en su afán de dominación destruyen y moldean territorios que les son ajenos, por encima de todo, por encima de todxs. Toda expansión geopolítica se acompaña de una considerable presencia militar, que se vuelve un factor necesario para el control económico y político del capital en determinado territorio, así lo vemos también nosotros, así lo ven también nuestras hermanas y hermanos mayas en la Península de Yucatán.


Nuestros territorios no son ajenos a esta urgencia y reacomodo geopolítico que, a nivel internacional, se disputan en estos momentos en el tablero denominado Ucrania y que antes fue Panamá, Suez, Malaca, Irak, Ormuz, tanto más. Y sabemos que en este punto se formulan los clásicos “¿cuál reacomodo?, ¿cuál presencia extranjera?, son pagados por Claudio X González, Slim es un patriota honrado, los 100 mil desaparecidos son un invento de la oposición …”.


Seguimos. Primer punto, en los últimos meses Ken Salazar, el enviado especial de los finqueros del país del norte, ha anunciado que Estados Unidos (EEUU) invertirá 250 millones de dólares en los estados estratégicos que abarcan el Corredor Interoceánico y el Tren Maya, a través de la Agencia de los Estados Unidos de América para el Desarrollo Internacional (USAID), si, la misma USAID que financia a “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad” y de la que tanto se ha dicho que mueve los hilos de la “oposición”.


Segundo punto, del 7 al 21 de mayo se realizó por primera vez en territorio mexicano -sorpresa en el sur-sureste- los ejercicios militares “Tradewinds 2022” ejecutados y patrocinados por el Comando Sur de EEUU -los mismos que se han encargado de enraizar la Doctrina Monroe a lo largo y ancho del continente-. En él participaron 1500 militares de 23 países, Tradewinds tiene como finalidad fortalecer su capacidad de reacción en la región y desarrollar nuevos procedimientos operativos estándar, así como entrenamiento para dilución de protestas o disturbios urbanos y de lucha contra las bombas molotov.


Tercero, en los últimos meses se han enviado y movilizado un total de 4,362 elementos militares para brindar seguridad al Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, este despliegue inicial se da después de que la SEMAR anunciara que la inseguridad y atraso en el megaproyecto es consecuencia de la presencia de grupos del crimen organizado y grupos antagónicos -comunidades indígenas organizadas- porque claro, para la “seguridad nacional”, pueblos indígenas y grupos del narco son equiparables.


Por último, la cereza del pastel. Nuevamente el señor de las noticias importantes, no el de la matutina, sino el de las noticias que vienen de fuera, las noticias que en realidad le importan a los finqueros, Ken Salazar, anunció hace un poco más de 10 días que la solución al problema migratorio -consecuencia del modo de producción dominante- es trasladar implícitamente la frontera norte de México a la cintura del país, al Istmo de Tehuantepec. Porque claro, es más fácil controlar militar, política y económicamente una frontera de 80 millas que una de 2000 millas.


Y así la USAID, el Comando Sur y la SEMAR hacen acto de presencia en esta carrera por la región sur del país, mientras vemos con total calma que EEUU con su vocero oficial, entra y sale de Palacio Nacional, para anunciar y dictar las reglas del juego, sin necesidad de caminar días y kilómetros y sin tener que tocar las puertas como recientemente lo hicieron nuestras hermanas y hermanos wixarikas, o lo han hecho los pueblos desplazados por grupos paramilitares, o los estudiantes y maestros reprimidos, o las familias en busca de sus desaparecidos. Y entonces, el capataz, el vocero y los finqueros se embarcan juntos en una travesía para conseguir dar “seguridad” (militar) y “estabilidad” (económica) a esta región estratégica, tan convulsa, tan rebelde, tan indomable.


De “la Sección 22 es el peor mal social de Oaxaca” a Operativos Agave Azul: Ahora todos somos luchadores sociales


La democracia representativa ha vuelto a las calles y comunidades, con su basura y circo electoral. ¿Qué sería de la democracia representativa sin los payasos que hacen de esta temporada el circo?, están primero los de relleno, esos que nos hacen creer que hay una contienda dura y ardua por tu bienestar, luego están los otros que se disputan puntos de “popularidad” esos que te hacen creer que la disputa electoral es algo serio. ¡Pero claro tu voto importa! ¡Por supuesto que formas parte del cambio!


Sin diferencia alguna, es claro que el candidato que gane la gubernatura del estado de Oaxaca está alineado a la política de despojo/Transformación que privilegia los intereses privados de las empresas nacionales, internacionales y al crimen organizado.


También es claro que ganará el que tenga mejores alianzas en esta carrera por el poder, y se murmura quien es este candidato. Hoy parece que el decreto que puso fin al neoliberalismo también puso fin a la memoria histórica de lucha del pueblo oaxaqueño, por eso los criminales de ayer, hoy se presentan bendecidos y como luchadores sociales, que dicen haber caminado siempre del lado del pueblo.


El terror y la impunidad están a la vuelta de la esquina, tienen nombres y partidos, y dicen por ahí que lo que no se nombra no existe. Como plataforma está MORENA, como lema “ya viene la transformación a Oaxaca”, como actores una lista de estelares:


Salomón Jara Cruz, enemigo declarado del magisterio oaxaqueño y quien por arte de magia -en un circo también hay magos- desapareció mil millones de pesos de la SEDAPA; Beatriz Rodríguez Casanovas, ex secretaria de turismo y Jorge Franco Vargas, ex secretario general de gobierno, ambos en tiempos de URO y responsables todos de desapariciones, asesinatos y caravanas de la muerte en 2006; al acusado por desaparición forzada y portación de armas de uso exclusivo del Ejército asesinado en una posada decembrina -con narcocartulina- en Jalapa de Díaz en 2019 cuando fungía como edil, Arturo García Velázquez, relevando de su cargo a su esposa Fernanda Barbosa Sosa; Lizbeth Victoria Huerta, quien también supo desaparecer en su cargo, como presidenta de Nochixtlán, 8 millones 795 mil 285 de pesos y a la activista Claudia Uruchurtu.


Además tenemos a los malabaristas. “Nino” -así le dicen-, líder de los presidentes municipales emanados de Morena del Istmo de Tehuantepec y principal operador financiero de Salomón Jara Cruz, desde hace al menos seis años: Antonino Morales Toledo ha sido investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera como parte de una investigación internacional llamada “Agave Azul”, que arrojó una inmensa red de lavado de dinero ilícito. Antonino como líder estatal de la organización FUCO y tras las investigaciones del operativo “Agave Azul” por sus vínculos con el crimen organizado, creó la Fundación Antonino Morales Toledo A.C., y hoy es una pieza clave en la campaña de Salomón Jara como candidato a la gubernatura de Oaxaca.


A la mitad de esta pista tenemos a los acróbatas, criminales de ayer y hoy como ángeles de la democracia y la justicia. En esta carrera de payasos por la conquista del poder, no importa que en estos cinco meses 50 mujeres hayan sido víctimas de feminicidio en el estado, siendo el Istmo la región más violenta para las mujeres. Da igual que en esta misma región hayan sido asesinados un total de 96 personas (según datos oficiales); o que decenas de periodistas están siendo asesinados por ejercer su labor, uno de ellos ultimado en Salina Cruz.


Es irrelevante que el país cuente con más de cien mil personas desaparecidas, cifra que supera las registradas en dictaduras como en el Cono Sur. Nada de eso importa, porque desde la inauguración de la 4ta Transformación, los únicos atacados, criminalizados, perseguidos, señalados y amenazados, son estos nuevos luchadores sociales. Todos los otros datos son leyendas del modelo neoliberal, la única historia que importa es el circo, la disputa entre payasos que se aglutinan en uno u otro partido político, lo demás es un invento de los no luchadores sociales.


El reparto de Layú Nabe


En esta región estrecha moldeada por agua y viento, se pretende instalar una gran infraestructura constituida por: 300 km de vías férreas, que partirán a Layú Nabe en dos. A este tramo se le unirán dos vías férreas más, con longitudes de 328 km y 459 km; un Gasoducto que correrá de Tuxpan a Salina Cruz, donde ya se posicionaron las norteamericanas Mirage Energy y Northern Hemisphere Logistics; de 10 clústeres industriales iniciales a las que se le sumarian un aproximado de 18 más; los puertos ampliados de Salina Cruz y Coatzacoalcos; además de los parques eólicos y las concesiones mineras ya presentes en la región.


Los primeros que llegaron a este reordenamiento son aquellos que se están encargando de modernizar las vías férreas que parte de Salina Cruz a Coatzacoalcos: Grupo Azvi de España, aliada histórica de la familia Salinas de Gortari; Grupo Industrial Hermes propiedad de Carlos Hank Rhon, aliado estratégico de Oderbrecht; COPASA de España; Consorcio FERROMAZ que tiene como principal socio a Grupo México propiedad de German Larrea; Grupo SACMAG que tiene como principales clientes a Industria Peñoles, Nestlé y FEMSA; COMSA corporación de España y Construcción y Maquinaria SEF que tiene como principal cliente a Grupo México. Pero sabemos, ya los hemos escuchado “ellos solo modernizarán las vías y se irán, esas vías las utilizaremos los pobladores”, claro, porque German Larrea es un ser honrado.


Ya en la recta final de esta carrera, se juntaron el pasado 22 de abril de este año en San Juan de Ulua, Veracruz, el capataz de palacio con el enviado especial del país del norte, Ken Salazar, como interlocutor de los finqueros que están interesados en ser parte del reparto de la región del Istmo de Tehuantepec. A este espacio asistieron 22 empresas transnacionales interesadas en convertir al Istmo en su ruta de paso. Allí estuvieron: los acusados de explotación laboral y de oponerse a la sindicalización como Accenture Ltd. & General Motors; los interesados en la producción de energía eólica como Applied Energy Services (AES Corporation) & EDP Renewables; los magnates de la agroindustria, bioindustria e industria farmacéutica, CARGILL; también los interesados en la extracción hídrica, Constellation Brands; la industria automotriz con presencia de -más el ya referido- Daimler Truck North America LLC & Navistar (Volkswagen Group). Estuvieron también los interesados en transporte y producción de gas e industria química como Pacific Limited, Sempra Infraestructure & TC Energy, además de Kansas City Southern, AECOM, INDEX, AT&T, INVENERGY, CUMMINS, FEDEX, Progress Rail, Rassini, UPS &VISTEON.


“Cuando se habla del modelo neoliberal, he llegado a sostener que si el modelo neoliberal se aplicara sin corrupción, no sería del todo malo. Es que se puede tratar del modelo económico más perfecto” se escuchó en la matutina en voz del capataz. 3 años después de haber decretado la extinción del modelo Neoliberal, se ha decidido que este sistema económico y político también ha de ser bendecido… Se cierra el telón, termina la función.

En fin, todos vienen por un trozo de Layú Nabe, lo sabemos, pero EL ISTMO ES NUESTRO, no importa cuanto lo deseen.

Desde Layú Nabe

Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio

2,144 views

Recent Posts

See All