Las empresas turísticas españolas siguen explotando la mano de obra de los pueblos indígenas

Publicado en Mar de Fueguitos

Por Gorka

17de noviembre de 2021


«La historia de los pueblos indígenas es una historia de despojos sistemáticos, una historia que inicia con la llamada conquista de las Américas, de este territorio que nosotros llamamos Abya Yala, y después llega la colonización, no solo por parte de Europa, sino también del Estado mexicano, cuando comienza la llamada independencia, que para los pueblos indígenas no significó la libertad. Para los pueblos indígenas ha sido una historia de discriminación, racismo. Una historia en la que nuestros territorios son codiciados por los gobiernos y las empresas para explotarlos y mercantilizarlos a costa de la vida de los pueblos indígenas», recuerda Angel Sulub, integrante del pueblo maya, natural de Quintana Roo, delegado del Congreso Nacional Indígena de México. «Presentan como un modelo de desarrollo y bienestar ciudades como Cancún y Playa del Carmen que, sin embargo, para nosotros, que vivimos en la región, son un ejemplo de la devastación ambiental, criminalidad, feminicidios, turismo sexual y tantas otras mafias que llegan a nuestro territorio. Efectivamente, son ciudades que están generando beneficios económicos muy grandes, pero para las grandes empresas y los gobiernos. La mayor cantidad de las empresas turísticas que hay en Quinta Roo son firmas españolas que han explotado y siguen explotando la mano de obra de los pueblos mayas, que, al final, seguimos siendo únicamente la servidumbre de esta industria turística», denuncia Sulub.


Entrevista a Marisela Mejía, Angel Sulub y Francisco Palma, del Congreso Nacional Indígena de México: https://www.ivoox.com/entrevista-a-marisela-mejia-angel-sulub-francisco-audios-mp3_rf_78340078_1.html


El Congreso Nacional Indígena de México, «la casa de todos los pueblos indígenas», ha cumplido 25 años el pasado 12 de octubre. A día de hoy, está conformado por 523 comunidades de 25 estados y 43 pueblos indígenas de México. Un grupo de 16 delegados y delegadas del Congreso se encuentra de visita en Europa participando en la Gira zapatista por la vida. En Mar de Fueguitos, hemos charlado con Angel Sulub, Marisela Mejía Pérez, del pueblo otomí y concejala del Consejo Indígena de Gobierno, y Francisco Palma Aguirre, del pueblo raramuri, sobre esta gira y la lucha contra el despojo de sus tierras, culturas y formas de vida.


Entre los nuevos megaproyectos de infraestructuras en México que denuncia el Congreso Nacional Indígena se encuentra el Tren Maya. «Los pueblos mayas decimos que no se trata de un tren maya», explica, Angel Sulub. «Por un lado, porque son diferentes proyectos que impactan de una manera grave en el territorio de la península de Yucatán, proyectos de desarrollo turístico, inmobiliarios, de energía eólica, fotovoltáica, agroindustria y una gran cantidad de proyectos más que se articulan en torno a este tren. Y, por otro lado, decimos también que no es maya porque no surgió de las necesidades del pueblo maya y se está imponiendo sin la consulta y el consentimiento de los pueblos mayas. Y, además, no es para su beneficio».


















660 views