Comando Sur de EEUU realizará ejercicios militares en territorio de México

Updated: Mar 11

Publicado en Avispa Media

23 de febrero de 2022

Por Santiago Navarro F

El pasado 3 de febrero, la Secretaría de Marina-Armada de México anunció que por primera vez permitirá a los Estados Unidos (EEUU) la realización, en territorio mexicano, de ejercicios militares enmarcados en los denominados “Tradewinds 2022”.


México también será coanfitrión, junto con Belice, para la recepción de militares provenientes de 23 países que participaran en dicho evento del 7 al 21 de marzo.


Tras una serie de reuniones realizadas desde el 31 de enero al 5 de febrero en Chetumal, Quintana Roo, el Comando Sur -uno de los diez comandos de combate unificado de los EEUU-, la Marina e integrantes de Seguridad Pública de las regiones del Caribe, Centroamérica y Europa, acordaron que el Estado Mexicano y Belice serán los anfitriones de los ejercicios “Tradewinds” de este año 2022.


“México acogerá las actividades navales del ejercicio y Belice las terrestres. Este año es la primera vez que México es co-anfitrión de Tradewinds desde que el ejercicio se realizó por primera vez en 1984”, ha declarado el Comando Sur, comandado desde octubre del 2021 por Laura J. Richardson.


El ejercicio se realizará en dos fases: Planeación y Ejecución. Las reuniones efectuadas en Chetumal son parte de la primera fase, donde han participado 84 invitados de las Fuerzas Armadas de 23 países tales como: Belice, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Francia, Granadinas, República Dominicana, Reino Unido y Reino de Países de Bajos. De acuerdo a la Marina de México dichas reuniones tuvieron el objetivo “de organizar las actividades que se llevarán a cabo en la etapa de ejecución” con tácticas y estrategias militares, que comprenden la segunda fase.


Se espera que, en estos ejercicios militares, financiados por EEUU, participen al menos 1,500 militares y civiles. Entre otros ejercicios se pretende perfeccionar operaciones conjuntas en escenarios terrestres, aéreos, marítimos y de ciberseguridad. Además, según el Comando Sur, “incluye la ampliación de la capacidad de la región para mitigar, planificar y responder a las crisis; el fortalecimiento de las asociaciones; el aumento de la preparación; y la promoción de los derechos humanos y la adhesión a las leyes y acuerdos reconocidos internacionalmente”.


Entre los participantes estadounidenses figuran el personal del Ejército de Tierra, las Fuerzas Aéreas, el Cuerpo de Marines, la Armada, los Guardacostas y de Operaciones Especiales.

Además, participarán fuerzas de la Guardia Nacional de Alabama, Florida, Kentucky, Luisiana, Missouri, Rhode Island, Carolina del Sur y el Distrito de Columbia.

Aires de guerra

“Estamos comprometidos con la paz y la seguridad en todo el mundo” sostuvo la Comandante Richardson desde Belice, en medio del conflicto internacional con Rusia y los EEUU.


Richardson enfatizó que existen lazos fuertes con los países aliados. “Varios de nosotros enviamos nuestras tropas al extranjero para participar en operaciones mundiales de mantenimiento de la paz, como las tropas salvadoreñas en Malí, o los kaibiles guatemaltecos en el Congo”, expresó Richardson durante la Conferencia de Seguridad de Centroamérica 2022.


Debido a la pandemia, el ejercicio multinacional Tradewinds del 2020 fue recorrido hasta 2021 y el país anfitrión en aquella edición fue Guyana. Desde 2017 a la fecha, cada año, el principal componente de estos ejercicios gira en torno la “Ayuda Humanitaria en contexto de desastres naturales”, “Amenazas criminales transfronterizas”, “Terrorismo”, entre otros. Son las mismas amenazas que incluye el documento rector del Comando Sur llamado “Estrategia del Teatro” para ser ejecutados de 2017 hasta 2027.


La ayuda militar de Estados Unidos ha cobrado mucha más fuerza en la región de América Latina durante los últimos años, enfocada en la lucha contra las drogas, el terrorismo y el crimen organizado, aunque también se agrega a las amenazas, “la presencia de China, Rusia e Irán”, remarca el documento de Estrategia.


Richardson detallo lo que considera otras amenazas, como los hackers informáticos “patrocinados por gobiernos extranjeros”, quienes están, “tratando de robar información sensible sobre los ciudadanos de toda la región y difundiendo desinformación en línea”. También mencionó las catástrofes naturales provocadas por el cambio climático.


Según la Comandante, estas amenazas transversales son demasiado poderosas y abrumadoras para que una sola nación pueda manejarlas por sí sola. “Debemos trabajar juntos, como un equipo de fútbol”, invitó Richardson en Belice, donde además señaló que actualmente el Comando Sur está usando el término “Disuasión Integrada”, que significa reunir a todos los aliados y socios para utilizar todas las herramientas disponibles para contrarrestar las amenazas, incluyendo las agencias gubernamentales, el sector privado, la industria y las organizaciones no gubernamentales.


El alto mando del Comando Sur puso como ejemplo el Centro de Coordinación para la Prevención de Desastres en Centroamérica y la República Dominicana, quienes ejecutaron, en este mes de febrero, un ejercicio regional de ayuda en caso de desastre. Éste fue implementado por La Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo (JTF-Bravo) del Comando Sur, con sede en Soto Cano, Honduras.


Remarcó también el ejercicio militar denominado Keel Billed Toucan realizado en Belice. En 2020, la JTF-Bravo, junto con Guatemala, Honduras, Panamá, Costa Rica y El Salvador realizaron otro ejercicio llamado Sentinel Watch, un ejercicio de varios días sobre asistencia humanitaria y ayuda en caso de desastre.


Entre otros ejercicios militares y de “ayuda humanitaria”, Richardson también destaca el ejercicio que realizan ingenieros civiles y profesionales de la medicina cada año en diversos países de América Latina. A través del ejercicio llamado Resolute Sentinel “prestan asistencia para salvar vidas en toda la región. Todas estas son excelentes formas de aumentar nuestra preparación para responder a la próxima gran catástrofe”, argumenta la comandante del Comando Sur.

México, gran aliado

Richardson ha refirmado que en la cooperación en términos militares y de seguridad, participan socios confiables. “Nuestros socios aliados, como los aquí representados -el Reino Unido, Canadá, Francia, los Países Bajos y nuestros socios democráticos como Colombia y México- también han demostrado una y otra vez ser socios absolutamente fiables en materia de seguridad, defensa y desarrollo”, expresó el alto mando del Comando Sur.


A pesar de que los Estados Unidos subvencionan esto ejercicios, la Marina resalta que los próximos ejercicios dependen de los objetivos de entrenamiento y recursos disponibles del país anfitrión y detalla que “para ello en esta edición se tiene contemplado entrenamiento de operaciones ribereñas, ayuda humanitaria y mitigación de desastres, interdicción marítima, búsqueda y rescate, entre otras”.


La Administración estadounidense, que preside Joe Biden, ha remarcado los lazos de seguridad con Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al solicitar al Congreso de los Estados Unidos que se aprobaran más de 116 millones de dólares del año fiscal 2022 para continuar con la llamada Iniciativa Mérida en México. Con ello, desde 2019 hasta el año 2022 se estarían suministrando poco más de 800 millones de dólares para el gobierno mexicano para atender temas de drogas, crimen organizado y migración.


El informe del congreso de los EEUU llamado Evolución de la Iniciativa Mérida, 2007-2021, reconoce que el gobierno de AMLO, a diferencia de los gobiernos anteriores, quienes desplegaron la llamada “guerra contra el narcotráfico”, rechazó considerar como una “guerra” los objetivos trazados en la llama Iniciativa Mérida. No obstante, afirma el documento, “López Obrador respaldó las reformas constitucionales para permitir la participación militar en la seguridad pública durante cinco años más”, siguiendo así los objetivos de este acuerdo de cooperación.


La Marina concluye afirmando que, con los ejercicios “Tradewinds 2022”, la Armada de México incrementará “sus capacidades de respuesta en el área operacional y táctica marítima, aérea, terrestre y anfibia, ante cualquier tipo de crisis, mediante operaciones combinadas multinacionales, en el Mar Caribe, como una condición indispensable para garantizar la integridad y soberanía nacional, libre de amenazas al Estado mexicano”.

1,419 views

Recent Posts

See All